Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) no ha demostrado ser un partido respetuoso de la Unión Demócrata Cristiana (UDC), menos en lo que respecta a las aspiraciones demócratas cristianas para la Ciudad de Managua. El dedazo por medio del cual han designado a Alexis Argüello como candidato de la Convergencia para la Alcaldía de Managua demuestra que al FSLN no le interesa la capacidad, sino la obediencia ciega a los dictados de los máximos dirigentes del actual FSLN. Agustín Jarquín representa mucha capacidad e independencia para el FSLN.

Sin embargo, me llama mucho la atención que Agustín en sus declaraciones públicas dice que continuarán aliados con el FSLN al menos durante estas elecciones municipales, pero reflexionarán sobre la misma para después. ¿Después de qué?....Lo que falta a Agustín es informarnos sobre cuántos candidatos de la UDC están oficialmente aceptados por el FSLN para ir de candidatos a Alcaldes de otros Municipios de Nicaragua y cuántos militantes de la UDC están enlistados en posiciones ganadoras en las planchas para concejales municipales.

Espero que la respuesta sea que en muchas alcaldías los UDC irán encabezando listados...para poder hablar de que en el año 2009 y siguientes tendremos alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas de la UDC a quienes podamos apoyar desde nuestras propias experiencias y capacidades. De lo contrario, si el listado no es significativo, ni amerita el sacrificio mayor de ir a unas elecciones municipales aliados con un partido que no respeta a la UDC, entonces ¿qué están esperando para liberar a la democracia cristiana de estos aliados tan inútiles para su imagen y futuro político?