•  |
  •  |

Nuevamente como en los años anteriores, leyes que protegen derechos humanos está en juego en medio de una campaña electoral, esta vez le toca el turno al Código de la Niñez y la Adolescencia, en aquella ocasión fueron los derechos de las mujeres los restringidos con la penalización del aborto, dejando incluso a muchas niñas y adolescentes que han vivido abuso sexual sin alternativa para interrumpir la secuela del embarazo forzado  producido por el abuso.

Recientemente las organizaciones de sociedad civil, a través de conferencias de prensa, dieron su opinión ante la situación generada por el asesinato a un joven universitario. En los planteamientos se destaca la necesidad de invertir en los centros especializados para la atención a adolescentes privados de libertad, mayor inversión en educación y en oportunidades de trabajo a la juventud, más presupuesto destinado al área social que sea dirigido a las/os jóvenes. Algunos de estos son planteamientos que están contenidos en el Código de la Niñez y Adolescencia; y que no han tenido cumplimiento efectivo desde su aprobación.

Las organizaciones y personas individuales que conformamos el Movimiento contra el abuso sexual también nos hemos opinado al respecto a través del siguiente pronunciamiento, dado a conocer el pasado 13 de junio del corriente.

El Movimiento contra el Abuso Sexual trabaja por la prevención y erradicación del abuso sexual, que es una grave violación a los derechos humanos, a la integridad física y emocional de niñas, niños y adolescentes. Esta problemática nos obliga a reflexionar constantemente sobre las raíces de la creciente violencia en Nicaragua, en búsqueda de cambios sostenibles hacia una sociedad sin violencia.

Desde el Movimiento contra el Abuso Sexual condenamos el asesinato del joven Evans Omar Ponce. Esto nos debe llevar a reflexionar sobre nuestra responsabilidad como sociedad, Estado o familia, de cómo estamos reconociendo y garantizando todos los derechos de niñas, niños y adolescentes, o qué significa la transmisión de valores basados en poder y violencia.

Debemos preguntarnos: ¿Qué ha hecho el Estado para garantizar el cumplimiento efectivo del Código de la Niñez y Adolescencia? Los políticos y gobernantes institucionalizan la violencia, cuando utilizan a adolescentes y jóvenes para agredir en plantones y rotondas, y cuando promueven la impunidad ante el abuso sexual.

En el MCAS estamos seguras/os que una reforma al Código de la Niñez y la Adolescencia, con el aumento de la pena para adolescentes que delinquen no resuelve el problema grave de violencia sexual, física y psicológica que a diario viven niñas, niños y adolescentes.

¿Cuál es el propósito de debatir en este momento una reforma al Código de la Niñez y Adolescencia en un año electoral? Ya Nicaragua vivió la historia en las pasadas elecciones nacionales: los derechos de las mujeres fueron objeto de negociación política y como resultado se penalizó el aborto. ¿Será que ahora se van a negociar los derechos de niñas, niños y adolescentes?
Los derechos de niñas, niños y adolescentes establecidos en el Código de la Niñez y la Adolescencia no son negociables. Hacemos un llamado a la ciudadanía a estar alerta a este tipo de maniobras.
Al Estado nicaragüense le hacemos un llamado a cumplir con los artículos 231 y 234 que señala que se deberán establecer las partidas presupuestarias adecuadas, destinadas a la instalación de los organismos especializados creados.

Por tanto, nos unimos a las voces de otros espacios de sociedad civil que demandamos al Estado asumir la responsabilidad de cambiar la situación de violencia en Nicaragua, dando cumplimiento efectivo al Código de la Niñez y la Adolescencia vigente y a los compromisos internacionales para erradicar todas las formas de violencia hacia niñas, niños y adolescentes.

Nuestra voluntad a ser parte de una comisión nacional convocada para analizar el cumplimiento del CNA, a ser parte de un análisis serio y pensando en el interés superior de la niña y el niño, no en politiquería electorera como quieren hacer ahora.

¡Todas las Voces y Todas las Voluntades contra el abuso sexual!

*Movimiento contra el abuso sexual
hablemosde.abusosexual@gmail.com