•  |
  •  |

“Este tema, el abuso sexual, es de tanta importancia, ya que en nuestros tiempos aún es un tabú hablar, debido al machismo y a la cultura muy arraigada en nuestra población, independientemente de la formación académica y de  los cargos que se ocupen.

Me es tan doloroso ver cada día historias desgarradoras de niños y niñas que están siendo víctimas de abuso sexual. Y la familia e incluso las mismas instituciones dejan sobre los hombros de la niña o el niño la gran responsabilidad de tan horrendo crimen.

Como madre, mujer y profesional creo que el Estado y todas las instituciones debieran asumir un papel más responsable sobre este tema, que tiene a nuestros niños niñas y adolescentes bajo este flagelo como es el abuso  sexual”. Esta es la expresión de quien cada lunes lee esta columna.

Ahora bien, “Todas las voces y todas las voluntades contra el abuso sexual” es el lema de campaña del Movimiento Contra el Abuso Sexual. Desde sus inicios el MCAS tiene como misión la prevención y la denuncia del abuso sexual venga de donde venga, venga de quien venga y sea quien sea. El MCAS existe para prevenir y denunciar los actos de violencia sexual en niños, niñas y adolescentes.

El MCAS tiene como uno de los principales ejes de trabajo la formación de promotores y promotoras en abuso sexual; el proceso consiste en las capacitaciones para fortalecer las capacidades que ya tenemos creadas en las organizaciones, pero para ellos y ellas desde los 11 departamentos donde están y puedan prevenir o detectar situaciones de abuso.

Este proceso de formación de los promotores y promotoras inició a principios de este año, actualmente participan 200 personas quienes en su mayoría son jóvenes, pero en la medida en que avanza el proceso la demanda es mayor y son más los que quieren juntarse para unir sus voces y voluntades contra el abuso sexual.

Abuso es poder, qué es una niña, niño o adolescente, cómo atender una situación de abuso sexual, cómo expresarnos cuando nos vamos a referir a una situación de abuso sexual, son entre otros los temas que se han trabajado en las capacitaciones a los promotores y promotoras.

Hasta el momento se han realizado encuentros de dos días cada uno en 11 departamentos del país con la participación de 25 personas en cada encuentro.

Para el MCAS este logro ha sobrepasado las expectativas y solo puede leerse como el máximo interés de sus organizaciones miembros y en el compromiso que tienen con esta problemática, pero sobre todo, en la sensibilización que cada promotor y promotora ha adquirido, siente, expresa y lo vemos en hechos concretos cuando participan y entregan su tiempo y compromiso.  Los y las promotores y promotoras capacitadas en abuso sexual trabajan directamente con la comunidad, lo que permitirá que una vez capacitados ya cuenten con las herramientas para detectar y atender casos de abuso. La comunidad puede contar con un amigo, un aliado a quien se puede acercar y que le orientará y acompañará si lo necesita.

Esta red de promotores y promotoras, fueron las encargadas de levantar  la información para el estudio de percepción de la población sobre el tema de abuso sexual realizada en meses anteriores. Esta primera actividad les permitió conocer aún más lo que opina la gente sobre tema de abuso, si saben quienes son los abusadores qué se podemos hacer para prevenir y denunciar el abuso. Esta experiencia significó pasar de la teoría a la práctica.

Actualmente, el MCAS está finalizando el segundo proceso de capacitación a los y las promotores y promotoras, logrando de esta manera potenciar las capacidades de los recursos humanos con que cuenta las organizaciones en los diferentes municipios y comunidades.

Desde el Movimiento Contra el Abuso Sexual, reconocemos la disposición y el compromiso de todos y cada uno de los y las promotores y promotoras que se han dispuesto a participar en este proceso y que se han mostrado sensibles ante el problema real que existe en nuestro país, de violación de derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes.

Les animamos a continuar acompañándonos en esta lucha para prevenir y denunciar al abuso sexual en la niñez nicaragüense, y les invitamos a que se unan a este fuerzo, juntando más voces y voluntades contra el abuso sexual.

También le decimos a las personas que leen esta columna, que estamos haciendo algo, estamos llevando el conocimiento y generando más sensibilidad en más y más personas. Es importante que sepan que las y los promotores son de Jalapa, Chinandega, Granada, Masaya, Estelí, Ocotal, Managua, Mateares, Matagalpa, Jinotega y León.

Gracias a quienes escriben al correo electrónico del Movimiento, mostrando su preocupación, buscando alternativas o contando lo que hace desde su barrio, comunidad o familia. Juntemos las voces.

Movimiento contra el abuso sexual
www.mcas.org.ni
hablemosde.abusosexual@gmail.com