•  |
  •  |

Es muy probable, que algunos, alguna vez  se hayan formulado las interrogantes siguientes: ¿Qué factores ha incidido en el desarrollo de los pueblos? ¿Los hombres, independientemente de su ubicación geográfica, tienen el mismo potencial de inteligencia? ¿Por qué ciertos pueblos son fanáticos religiosos? ¿Por qué ciertos  hombres son más valientes y heroicos que otros? ¿Por qué algunos pueblos  son más trabajadores  y otros haraganes y perezosos? ¿Por qué fueron los europeos (españoles, holandeses, ingleses y franceses) los que conquistaron América y no a la inversa? ¿A que se debe que los pueblos que viven en climas templados (fríos) han tenido genios en filosofía, política, economía y ciencias naturales? ¿Cuan pobre ha sido el aporte de los pueblos con climas  cálidos (tropicales) en el desarrollo humano?

Seguramente al lector al ver el cuestionario anterior se le vendrán a la mente respuestas tales  que los países europeos deben su desarrollo económico a la colonización, al saqueo de riquezas que sometieron por varios siglos al continente americano y otras latitudes del mundo; que los pueblos son más inteligentes, por causas nutricionistas, por los alimentos, por las proteínas que consumen. Donde hay hambre no habrá neuronas;  que el subdesarrollo está determinado por la pobreza de la tierra; por la escasez de materias primas, como el oro, plata, diamantes, carbón, cobre, petróleo, gas, etc.;  alguien reputará que el atraso es culpa del modelo político, la falta de democracia,  la entronización de dictaduras.

10 mil años a.C., las tierras de América, en el Norte, Centro y Sur, empezaron a ser pobladas por cazadores que cruzaron el estrecho de Bering, unos se establecieron en Canadá y Estados Unidos; otros en México; hubo grupos que se afincaron en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá; y otros marcharon hacia el Sur, Colombia, Perú, Ecuador, Chile y Argentina. Según investigadores, el desarrollo de estos pueblos fue desigual, los aztecas en México tuvieron un relativo desarrollo. Los mayas dejaron residuos de su desarrollo, pero desaparecieron; en Sudamérica, los incas establecieron un gran imperio.

Mientras esto ocurría en América, en Europa, los pueblos avanzaban a pasos agigantados, los hombres se agruparon, organizaron gobiernos, hicieron leyes, nacen imperios. Los griegos, los romanos, tuvieron a Alejandro Magno, Julio César, Augusto, filósofos del calibre de Sócrates, Aristóteles, Platón. Una vez derrotado el imperio romano, el protagonismo lo asumen los germanos, franceses, ingleses, holandeses. Aparecen escritores, políticos, científicos, como Galileo Galilei, Juan Jacobo Rousseau, Voltaire, Montesquiu,  Newton, Descartes, Emmanuel Kant, Hegel, Carlos Marx, Federico Engel y otros.

Cuando los españoles llegaron a tierras americanas, los aborígenes se espantaron al verlos en inmensos barcos, montados en caballos, con espadas de acero, enormes cañones, con armas de fuego, trajes de guerra, eran supersticiosos, pensaron que era dioses, por esa causa hubo poca resistencia y la Conquista fue relativamente fácil para los españoles. El nivel de desarrollo de los aborígenes, comparado con el que tenían los españoles era abismal, podría decirse que distaba 500 años.

Existen teorías científicas que aseveran que a los hombres que viven en climas templados, las fibras del cuerpo se le contraen, por eso desarrollan el sentido del honor, son valientes y audaces, trabajadores, poco inclinados a los placeres, son dados a la reflexión. Los hombres que viven en climas cálidos, por el calor, sudan mucho, pierden energía física e intelectual, esta gente conceptualiza el trabajo como un castigo y no como una virtud. Son supersticiosos, les fascinan los placeres de la carne. Les gusta comer y poco trabajar.

Europa, históricamente ha mantenido un desarrollo sostenido, se recuperan rápidamente de grandes tragedias humanas, como la primera y segunda guerra mundial, en estos momentos están enfrascados en la unión de Europa; En América, Canadá y Estados  Unidos, zonas templadas, en poco años (200 años) alcanzaron un gran desarrollo económico; En el Sur, México, el clima se va tornando cálido, el subdesarrollo es manifiesto; Centroamérica es la región más atrasada, con excepción de Costa Rica, sus habitantes son muy religiosos y supersticiosos, nunca lograron la unidad política; en Sudamérica, el clima se va tornando templado, Chile, Argentina, Ecuador, Uruguay, Paraguay, Colombia, Venezuela, Brasil, teniendo destacados escritores como Gabriel García Márquez, Vargas Llosa y otros con fama internacional.

En el continente africano, los pueblos del centro, viven en clima cálido, su atraso es milenario; Sudáfrica es la excepción, pues tiene clima templado. En el Norte de África, los pueblos árabes muestran mejor situación, por el oro negro, mas son fanáticos religiosos. En Asia, Rusia, China, Vietnam, tienen un acelerado crecimiento económico, pese a que mantienen gobiernos de partido único. Japón y Taiwán, son países que hay que destacar. El primero tiene un territorio árido,  la segunda guerra mundial los dejó en ruinas, sin embargo, en pocos años se convirtió en la segunda economía mundial, el segundo país, es una isla, con pocos recursos naturales, empero, es una de las economías más pujante del planeta.

En conclusión queda probado que el clima ejerce gran influencia en el desarrollo de los pueblos, independientemente del modelo político que tengan.

*Abogado  y Notario Público