•  |
  •  |

El Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, levantó una polvareda al resaltar el trabajo realizado por la Directora General de la Policía Nacional, Primera Comisionada Aminta Granera, pues al mismo tiempo el mandatario dejó abierta la posibilidad de prolongar el período de la Jefa Policial, dado que este cinco de septiembre próximo se cumplen sus cinco años de gestión, según la Ley (228) creadora de la Institución de orden público.

La polvareda no deja ver muy bien, algunas vistas se nublaron y todavía el ambiente está  turbio. En medio de esa cuasi ceguera nadie se ha preguntado si la continuidad de Aminta Granera en el cargo le conviene o no a Nicaragua. EL NUEVO DIARIO dijo: “bien por Aminta” y se interrogó a la vez: ¿Qué persigue Ortega?

A mí la verdad no me importa si le conviene al Presidente Daniel Ortega la permanencia de la Primera Comisionada Aminta Granera en el cargo de Directora General de la Policía Nacional. Dirán unos: ‘por su linda cara no lo está haciendo”. Es verdad, pero tampoco me interesa.

Por eso insto hoy a todos los nicaragüenses a salir pronto de esa nube de polvo provocada por las palabras del mandatario y ver con claridad  lo que le conviene al país.

Yo creo que a Nicaragua le conviene que Aminta Granera continúe en el cargo, muy por encima de lo que diga el Presidente Daniel Ortega, lo que opinan los opositores del Gobierno, del análisis de los especialistas, pues ninguno de ellos está pensando en el bienestar del pueblo.

Todos esos que hoy se debaten la continuidad de Aminta Granera al frente de la Policía Nacional no están pensando en la seguridad de nosotros, ya que viven bien, habitan en los mejores repartos, se transportan en vehículos de lujos, cuentan con buenos salarios y sus hijos estudian en colegios privados. Mientras nosotros andamos en bus, vivimos en barrios, asentamientos y mandamos a nuestros hijos a las escuelas públicas.

La seguridad es fundamental para nosotros, porque estamos más expuestos a los peligros y Aminta Granera ha demostrado su sensibilidad ante este problema. No hace mucho presentó un Plan Especial desde el barrio “Jorge Dimitrov”, uno de los más peligrosos en la capital, pues la población se quejaba del incremento de la inseguridad en Managua.

En los incidentes que se producen en las concentraciones políticas, Aminta Granera ha salido al frente, se ha puesto en medio de los bandos y en una ocasión hasta fue atacada y algunos de sus escoltas resultaron heridos.

El reconocimiento internacional por los bajos niveles de seguridad en Nicaragua es una realidad. Aminta Granera ha sido una excelente embajadora en ese sentido, recientemente destacó en una reunión sobre la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, realizada en Guatemala, donde participaron todos los Presidentes y Jefe de las instituciones policiales de la Región. La Policía Nacional también es la vanguardia en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado en Centroamérica.

Lo que establece la Ley dejémoselo a quienes las hacen y las violan a la vez, que son esos mismos que hoy se debaten la permanencia de Aminta Granera en el cargo de Directora General de la Policía Nacional.

Pensemos en lo mejor para Nicaragua. En este caso lo mejor es que Aminta continúe como Jefa de la Policía Nacional, pues los resultados de su gestión hablan por sí solos. No veamos esto como una reelección, pues ella no había estado al frente de la Institución Policial anteriormente, como algunos candidatos a Presidente y Vice-Presidentes que ya estuvieron en esos puestos, lo hicieron mal e insisten en volver al poder.

*Ejecutivo de ventas