• |
  • |

Una de las interrogantes que históricamente se ha venido haciendo la población en Latinoamérica y el mundo, es saber con certeza el origen de cada una de las culturas que florecen en el marco de los Estados Nacionales. Nicaragua como país no está exenta de este proceso de interrogación e incertidumbre de los orígenes de sus pueblos, dado que en ella viven una diversidad cultural que se vio enriquecida por varios procesos socios históricos y migratoriosde civilizaciones milenarias con orígenes diversos.

Uno de los pueblos asentados en el Caribe nicaragüense, a los cuales se les ha tratado de invisibilizar de diferentes formas, los negros (black) creoles (kriols) hoy hacen un levantamiento de sus voces para que se reconozca su aporte al desarrollo político, económico-productivo, social, cultural de la región y del país.

La productora Luna Films, con el documental denominado The Black-Creoles: Memories and Identities, hace un recorrido sobre el origen de la población afrodescendiente que hoy se asienta en el Caribe de Nicaragua, haciendo especial énfasis en la estructura social, cultural, las manifestaciones mágico-religiosas, el aporte a la economía, los retos y desafíos que han tenido que enfrentar para que su cultura pueda haber sobrevivido a siglos de invisibilización y estereotipación denigrante del ser negro, con orígenes africanos. El film documental logra tener una visión caribeña, al hacer un recorrido en las dos regiones autónomas y seguir a parte de las y los creoles que han migrado al caribe de otro país centroamericano, Puerto Limón, Caguitas en Costa Rica, donde se demuestra el espíritu de lucha y superación que esta cultura tiene.

En una mezcla de sentimientos, emociones y percepciones, expresadas en sus propias voces, las y los afrodescendientes en el film, ponen de relieve su orgullo de ser herederos de una cultura milenaria, que por las circunstancias del tiempo llegaron a estas tierras, no como hubiesen querido en libertad. El documental señala que a pesar de que se ha venido invisibilizando a esta cultura, nuevas investigaciones científicas y teorías ponen de manifiesto que la cuna de la humanidad es África, hecho que viene a dar fuerza al derecho de estas culturas a ser parte de políticas públicas nacionales y de desarrollarse según las propias costumbres y culturas heredadas de sus ancestros.

El film recoge de manera clara que si bien es cierto, y así lo explican las y los Black-Creoles, que en el proceso de asentamiento humano en estas latitudes del Caribe, se dio un encuentro entre varias culturas, sin embargo, las y los creoles han mantenido su lazo identitario de origen caribeño afrodescendiente, donde uno de los rasgos elementales de su identidad es la lengua como mecanismo de comunicación y trasmisión cultural interna y de socialización externa.

Independientemente de dónde se encuentre cada Black-Creole hay un nexo y conexión histórico cultural y familiar entre ellos.

La expresión de miss Bonnie, “Soy Negra y Amo este Color”, demuestra coloridamente la identificación étnica cultural, dejando bien claro que si estás seguro de quien sos, no importa cómo te traten de llamar, vos sos lo que sos porque estás seguro y segura de dónde vienen tus raíces.

El documental muestra que el camino de ser hoy quienes son, la población Black-Creole, no ha sido fácil, han tenido que librar batallas contra todo tipo de procesos, siendo una de las más fuertes el de la colonialidad mental y el estereotipo de la esclavitud. Sin embargo, Deborah Bush, Socióloga y Antropóloga costeña, deja bien claro que las enseñanzas familiares maternas de no dejar que nadie te avasalle, que nadie se sienta mejor que vos y que sea reconocida tu valía como ser humano, es lo que ha permitido que aún se mantenga y se trasmita la cultura Black-Creole.

Por otro lado, Miriam Hooker, Intelectual costeña, hace énfasis en que las y los Black-Creoles han venido haciendo importantes aportes en el desarrollo de la región y el país, centrando las ideas de que esta población ha sido también artífices del proceso de autonomía, la autonomía regional como el espacio de unidad de los pueblos.

Un aspecto importante que remite el film, es que esta población ha venido siendo emprendedora, buscando siempre dos aspectos importantes, la educación como un valor universal y la práctica productiva como mecanismo de sostenibilidad de la familia.

El film cumple con el esfuerzo y propósito de hacer llegar los pensamientos y las voces de aquellos que han estado ausentes y negados en el imaginario nacional, abriendo con esto el espacio para el debate de lo que significa ser una Nación Multicultural. Sólo viéndolo podremos conocer de estos procesos e iniciar la cruzada por construir ciudadanías interculturales.

María José y Martha Clarissa, al desarrollar el film documental The Black-Creoles han tratado a través de imágenes y voces, reflejar la realidad de un pueblo caribeño que ha luchado, lucha y seguirá luchando por hacerse visible y revitalizar sus prácticas culturales en una sociedad que con estos aportes empieza a ser considerada pluriétnica al ser inclusiva de la diversidad.

*Historiador Costeño.