•  |
  •  |

El presidente del CNU, Ingeniero Telémaco Talavera, expresa “queremos bachilleres con excelencia académica”, y continúa diciendo: “Vamos a fomentar cursos de nivelación para superar, antes que inicien la carrera universitaria, todas las debilidades que los estudiantes traigan de las escuelas secundarias”.

Que estas palabras salgan de cualquier vecino, no tendría mucha trascendencia,  pero del Presidente del CNU, es preocupante.

Profesores de Nicaragua, ¿creen ustedes que fomentando cursos de nivelación tendremos bachilleres con excelencia académica?, creo que no. Tendríamos bachilleres que recibieron cursos propedéuticos, que les permiten homogenizar sus conocimientos para ingresar a las universidades.

Decir eso,  es afirmar y reconocer que el gobierno no tiene un Plan Nacional de Educación que permita a mediano plazo formar bachilleres con excelencia académica. Pero el ingeniero Talavera no se atreve a decirlo. No en este gobierno.

La educación es un problema de todos. Nuestros bachilleres, en su gran mayoría son de baja calidad, pero ¿y nuestros profesionales, son formados con excelencia académica? Diría que no. También tienen deficiencia, y todos los sabemos pero no se dice. Nadie se queja públicamente. Las universidades que ofrecen posgrados y maestría también ofrecen cursos propedéuticos con la misma intención: nivelar el conocimiento de los aspirantes. Pero es más importante captar al estudiante que estar culpando al nivel anterior.

Recuerdo con nostalgia, el proyecto educativo que tenía la UNAN-Managua, en los inicios de los años 70. “El Instituto Experimental México”. Estaba ubicado en el Recinto Rubén Darío, en el pabellón 16 y 18; y todos sus profesores eran catedráticos de la UNAN-Managua. Luego fue trasladado a la Colonia de Bello Horizonte. Fue sin duda un excelente proyecto.

Se “supone” (tengo mis dudas) que en las universidades tenemos a los mejores profesionales del país: matemáticos, físicos, químicos, biólogos, sociólogos, lingüísticos, economistas, ingenieros, y en otras disciplinas. En especial en aquellas universidades que se ofrecen las carreras de docentes o profesores de educación media.  Pero están allí. ¿Por qué no hacer un plan de asesoramiento o intercambio o pasantía entre los profesores de Secundaria y los docentes universitarios? Esto ayudaría a elevar la excelencia académica de nuestros futuros bachilleres.

Todos los profesores universitarios, en especial los de Ciencias de la Educación, deberían de impartir clases, en Secundaria, en los distintos grados. Debería ser obligatorio impartir dos o tres cursos a la semana, esto mejoraría cualitativamente el nivel académico de nuestros estudiantes y profesores de Secundaria. Les garantizo que es una experiencia muy gratificante.

Esta modalidad permitiría el intercambio de experiencia entre los docentes de estos dos niveles. Fortalecería el conocimiento, la didáctica y los resultados serían muy satisfactorios.

¡La educación es un problema de todos, y está ahí!

*Consultor Diseño Muestral, Análisis Estadístico y Estudios Actuariales