•  |
  •  |

El pasado domingo 28 de agosto en la ciudad de Sébaco, del departamento de Matagalpa, tuvo lugar la multitudinaria concentración del candidato opositor Fabio Gadea, misma que se realizó a pesar de la falta de autorización del órgano electoral local. Por esta razón, la actividad también fue un desafío de la sociedad civil al control que el pacto tiene sobre las autoridades electorales, rebasando las expectativas de muchos. Sin embargo, el punto central es: ¿Qué implicaciones tiene que esto haya ocurrido en Matagalpa?

Grosso modo, la historia política de Matagalpa se resume en que nunca fue somocista, ni ortegista y circunstancialmente ha votado mayoritariamente por los liberales, como consecuencia de la polarización política existente en el país, este fenómeno tuvo su mayor auge en las elecciones de 2001, cuando Enrique Bolaños obtuvo 4 de los 6 diputados departamentales. Para el año 2006, Rizo obtuvo mejor votación que Montealegre, en una relación que superó el 2 a 1, y de haber sido al revés el resultado probablemente hubiéramos tenido una segunda vuelta. Este departamento tiene más JRV que Managua y es la segunda plaza electoral del país, en las elecciones de 2006 Managua aportó unos 600 mil votos y Matagalpa casi 200 mil (tengan presente estos datos cuando hagan analogías entre Matagalpa y Estelí).

La identidad del voto obtenido por el PLC en Matagalpa, más que por una filiación a este partido, se basa en el voto anti-orteguista. Esto implica que no apoyarán a Alemán, quien llevó a Ortega a la Presidencia, sino a Fabio Gadea, por ser un opositor genuino y tener más posibilidades de derrotar a Ortega. Alemán no ignora esto, y está dispuesto a utilizar todos los medios que le proporcionan el pacto y su socio Ortega, para evitar ser barrido en las elecciones de noviembre próximo.

Esto explica, en primer lugar, la inhibición política que le aplicaron a Maximino Rodríguez, un político local con buena aceptación. El CSE alegó que Rodríguez no había renunciado al PLC y se inscribió como candidato a diputado por el PLI, en consecuencia tenía doble militancia y lo inhibieron. Esto es absolutamente inconstitucional, la doble militancia en un partido político no está prohibida en ninguna ley de Nicaragua y por tanto de conformidad al arto. 32 de la Constitución “Ninguna persona está obligada a hacer lo que la ley no manda, ni impedida de hacer lo que ella no prohíbe” lo que está concatenado con el arto. 183 del mismo cuerpo normativo que establece que “Ningún poder del Estado, organismo de gobierno o funcionario tendrá otra autoridad, facultad o jurisdicción que la que les confiere la Constitución Política y las Leyes de la República” Es decir, esto es ilegal porque Rodríguez no estaba obligado a demostrar que renunció al PLC, ya que esto no es exigido por ley alguna y  además, ninguna ley faculta al CSE a inhibir a un candidato por doble militancia, se trastocó el principio más básico del Estado de derecho, el principio de legalidad. Es el mismo caso de Santiago Aburto y su presunta militancia con el PLN, son simples pasadas de cuenta del pacto.

Después salió la prohibición del órgano electoral local de hacer la actividad en Sébaco el domingo pasado. Seguramente aquí no van a terminar las arbitrariedades por parte del CSE en contra de la Alianza PLI y su candidato en esta circunscripción, en vista que Alemán necesita obtener al menos un diputado en Matagalpa.

En la competencia política, los partidos pequeños usan como estrategia concentrarse en las grandes plazas electorales, donde justamente pueden aspirar a crecer como partido y lograr al mismo tiempo una mayor cuota de representación. El PLC no está aspirando a crecer, sino a subsistir y se está concentrando en las plazas grandes, por eso el reciente transfuguismo en León. En el caso de Matagalpa, Alemán se aferra a un electorado que lo no castigó en las elecciones de 2006.

La apertura de campaña que hizo el PLC en Matagalpa fue en Matiguás y la cantidad de asistentes contrasta mucho con la misma actividad que hiciera Bolaños en Muy Muy en  2001, la que hiciera Rizo en Sébaco en 2006, pero sobre todo la que hizo Gadea en Sébaco días atrás. Ya el PLC no tiene capacidad de hacer las grandes concentraciones que hacía en Matagalpa y en la última que realizaron, muy seguramente el candidato a primer diputado, Freddy Torres, con preocupación contabilizó a los presentes, restando a los foráneos y algunos acarreados, esperando que ese número superara los 35 mil, cifra donde posiblemente se fije el cociente electoral (fórmula para la asignación de los escaños) y poder quedar como diputado. Fabio Gadea tiene la posibilidad de alzarse con la victoria en Matagalpa, pero es necesario redoblar esfuerzos.

* Miembro de la Juventud Partido Conservador