•  |
  •  |

A través de los medios de comunicación televisivos, la candidata a vice Presidente de la República, por la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), de generales desconocidas, dio a conocer que acusará por delito electoral, a la Comandante guerrillera Mónica Baltodano, por andar instando  a la ciudadanía a votar nulo el próximo seis de Noviembre.

Las declaraciones de esta somocista, refleja sin duda alguna el odio visceral y el resentimiento que guarda en su mente y espíritu contra todas aquellas personas, que tuvieron un papel beligerante en el derrocamiento de la dictadura somocista. Esto  lo puso de manifiesto cuando atacó en forma furibunda a la comandante guerrillera,  una mujer en el pasado dio lo mejor de sí, y sigue dando en el presente  por la causa del pueblo humilde de Nicaragua. Las amenazas de acusar por el inexistente  delito electoral,  es un medio intimidatorio y de amenazas con el que se pretende lesionar el derecho inalienable que concede la Constitución Política,  a todos lo nicaragüenses  de expresarse libremente sobre cualquier tema de naturaleza política.

La Comandante Baltodano, con la firmeza y el valor que la caracteriza,  ha dicho que estas elecciones son una farsa, primero por la candidatura inconstitucional de Daniel Ortega; segundo porque el proceso es conducido por funcionarios electorales putativos; tercero porque los partidos políticos participantes, son cómplices de las atrocidades que se han cometido contra el ordenamiento jurídico.

Es preciso que la flamante candidata a vicepresidente por ALN, lea e intérprete lo que dispone la ley electoral, que en su artículo 174 dice: Será sancionado con arresto inconmutable de seis a doce meses:   1) El que soborne, amenace, forcé, ejerza violencia sobre otro, obligándolo a: 1. 3 Abstenerse de votar.

El delito de abstención electoral, solo se subsume cuando lleva consigo el soborno, la amenaza, la fuerza, la violencia, cuando se obliga  a alguien a abstenerse de votar, pero decir que no hay por quién votar, porque los candidatos presidenciales y de diputados,  no piensan en los intereses de la nación, sino que en sus mezquinos intereses particulares, denunciar que las elecciones están viciadas de nulidad, que el seis de noviembre el voto de los nicaragüenses será escamoteado por el fraude, instar al  voto nulo, pidiendo que en las boletas electorales se marque con una calcomanilla “yo no me presto a esta farsa” este tipo de manifestaciones ciudadanas no está tipificado como delito electoral.

Los somocistas de viejo y nuevo cuñó, que participan en este circo electoral, quieren hacer retroceder la rueda de la historia, añoran los tiempos cuando la dictadura somocista, persiguió al Mártir de las libertades  públicas, doctor Pedro Joaquín Chamorro, que en la mejor época de la dictadura se atrevió  a gritar ¡No Hay por quién votar¡, por haber dicho semejante herejía, el doctor Chamorro, fue perseguido, encarcelado, torturado y al final asesinado salvajemente por sicarios pagados por el dictador Somoza.

Ahora la lacra somocista, quiere revivir la historia, por eso amenazan a la legendaria  guerrillera la quieren intimidar con una disparatada acusación, pensando que con eso la van a acallar, quieren que no siga haciendo plantones en las cercanías del CSE, llamando al pueblo a asistir masivamente el seis de Noviembre a ejercer el derecho al voto, pero que en el ejercicio de tal derecho, el voto sea  nulo, porque el proceso electoral está viciado de nulidad absoluta, en cuanto a candidaturas ilegales e ilegitimas, violaciones a la carta magna, por estar ejerciendo funciones públicas funcionarios putativos, que no fueron electos por la Asamblea Nacional.  Ninguna de estas denuncias constituyen delitos electoral, por al contrario, son otros los que cometen delitos electorales, como son los candidatos los partidos políticos que se hacen de la vista gorda ante tantas violaciones al ordenamiento jurídico y el pueblo al final les pasará la factura  a los autores, coautores, cómplices y encubridores de las barbaries ilegales en que cayeron por sus ambiciones mezquinas y personales.

*Abogado y Notario Público