•  |
  •  |
  • END

En la historia reciente de nuestro país, el Movimiento Estudiantil fue baluarte en la defensa de la ley de autonomía universitaria y el 6 % contra las medidas neoliberales a lo largo de 16 años. La batalla contra las medidas neoliberales fue una característica del contenido programático del movimiento estudiantil, esas circunstancias obligaron a colocar en segundo plano gran parte de contenidos y tareas que se fueron dejando en planes de lucha estudiantil e ideas bien intencionadas sin ejecución.

Con el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional encabezado por el Presidente Daniel Ortega se ha transformado positivamente la relación Estado – Universidades del CNU; pasando de antagónica y traumática en los gobiernos liberales, a una relación de apertura y respeto al 6 % y la autonomía universitaria. En este nuevo escenario el movimiento estudiantil ya no tendrá que ir a las calles a defender la autonomía universitaria y el 6 %. Bajo este gobierno ya no veremos más a la Policía Nacional apuntar sus armas contra los universitarios como el nefasto 13 de diciembre de 1995, cuando murieron Jerónimo Urbina, estudiante de la UNI, y Ernesto Porfirio Ramos, trabajador de la EIAG, o en aquel fatídico martes 20 de abril de 1999, cuando fue muerto de un balazo el joven estudiante de III año de Derecho de la UNAN-Managua, Roberto González, en cuya memoria el movimiento estudiantil conmemora este año la IX Jornada Roberto González In Memoriam.

Para el Movimiento Estudiantil, la batalla a librar ahora tiene como escenario su propia naturaleza y funciones estructurales dentro de las universidades. Los desafíos no han disminuido. El nuevo escenario demanda iniciativas que revitalicen su accionar y su presencia organizativa a lo interno de las universidades, repensar y redefinir los roles de los tradicionales organismos de representación estudiantil. Hay que rescatar y fomentar las prácticas fraternas del trabajo en colectivo como un primordial activo frente a la individualización y segmentación de los intereses.

En el marco del trabajo con los estudiantes se debe buscar romper con la mentalidad inocula por 16 años de neoliberalismo en la formación de profesionales con una visión mercantil de las ciencias y los saberes. Impulsar, a la vez, un modelo de trabajo con contenidos y objetivos a evaluar, disponerse con inteligencia y firmeza a asumir banderas de cambio social, dirigidas a la superación de un modelo de universidad en muchas de las cuales se infiltraron prácticas mercantiles que desvirtúan su genuina relación de servicio social.

En este sentido el movimiento estudiantil debería orientarse hacia dos direcciones, una más posicionada hacia el rediseño de sus estructuras y funcionamientos, y una segunda que, sin separarse de la primera, centre su actividad en los procesos internos de la universidad, y dentro de ella fundamentalmente en la participación en los órganos de cogobierno universitarios.

Un tema de fondo a discutir e impulsar es el de reforma universitaria. Como tarea se debe comenzar a capacitar a los dirigentes, promover foros, debates y discutir en la base estudiantil este tema. Es oportuno como plataforma para dar inicio a estas tareas estratégicas el marco de conmemoración del 50 aniversario de la autonomía universitaria, lograda por primera vez en Nicaragua el 27 de marzo de 1958, con el impulso decidido del Rector Mariano Fiallos Gil.

La reforma universitaria debería ser una perspectiva histórica de replanteamiento programático del movimiento estudiantil, que implica un mayor compromiso para los dirigentes a todos sus niveles, sabiendo dimensionar inteligentemente las posibilidades de constituirse en actores decisivos en este neurálgico tema. Asumiendo competentemente la discusión y sus derivaciones, sin temor ni vacilación.

Se demanda asumir un nuevo espíritu dentro del movimiento estudiantil que sea incidente y exigente en la calidad académica y la pertinencia de la educación, en la transformaciones curriculares, promover el voluntariado y servicio social universitario, meter a fondo la revisión de los programas y carreras autofinanciadas, velando por la gratuidad de la educación, luchar sin concesión alguna contra el facilismo y la mediocridad académica, promover la participación en las jornadas de desarrollo científico, sensibilizar en la preservación del medioambiente e impulsar agendas de género, etc.

Hay que dejar en el pasado como experiencia negativa las contradicciones internas e iniciar un nuevo ciclo; saber impulsar una ofensiva de transformaciones que coloque a UNEN, a los estudiantes universitarios en general, a la altura del proceso de cambio social que vive Nicaragua. Proponerse ser un movimiento estudiantil que no defiende lo establecido como límite a las iniciativas creadoras, sino que impulse transformaciones revolucionarias para mejorar las universidades públicas.

Es el momento de iniciar un ciclo de lucha en el cual deben ser competentes de una práctica política construida en los hechos, superando la inmediatez y el facilismo, ser capaces de reconstruir un vínculo fluido con los estudiantes en general y la sociedad, disputar el sentido de la eficiencia académica como una bandera emulativa permanente. Fortalecer la transformación interna de las universidades incidiendo en los diferentes ciclos electivos de los órganos de dirección institucional, respaldando con firmeza las propuestas de cambio que exalten los perfiles de calidad académica y compromiso social, sobre aquellas propuestas orquestadas en plataformas inmediatas y lealtades clientelares. Es claro que el movimiento estudiantil puede desempeñar un rol de activación y expectativas de cambio que difícilmente pueden esperarse de otros sectores universitarios.

En este contexto el movimiento estudiantil debe asumir claramente banderas asociadas al cambio social, hay una realidad que demanda y exige una mayor participación. Los tiempos demandan un movimiento estudiantil no sólo abierto a la discusión, sino capaz de provocarla, un movimiento estudiantil que se atreva a pensar crítica y propositivamente la universidad, que sea trinchera de ideas de avanzada y proyectado al futuro.


*Profesor UNAN-Managua

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus