Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

En cada ciclo agrícola los fertilizantes son muy demandados por los productores, para precisar mejor este concepto, les diría que los fertilizantes son una mezcla de sustancia química natural o sintética utilizada para enriquecer el suelo y favorecer el crecimiento vegetal.

Los fertilizantes, además de enriquecer la tierra también pueden abonar campañas electorales, como fue el caso del Partido de Gobierno, pero es que los fertilizantes no sólo abonan la tierra sino que también pueden contaminarla, eso pasa con los fertilizantes químicos, debido a la presencia de moléculas que difícilmente se descomponen con el paso del tiempo y que se acumulan muchas de ellas en el suelo, en el agua y en el cuerpo humano, transformándose en compuestos tóxicos altamente peligrosos para la vida. Esto se conoce bajo el concepto de “Tasa de Riesgo”.

Quizá algunos productores que utilizan éstos fertilizantes químicos tienen la experiencia de ver un efecto inmediato sobre el crecimiento de su cultivo, eso los hace ser grandes defensores de la teoría del uso de este agroquímico, y continúen apoyando su uso, pero, existirán otros que lo utilizan porque no tienen otro palo donde ahorcarse. La realidad de las cosas es, que el mundo está más convencido de los daños a la salud que provocan el uso de los químicos en la agricultura.

En Nicaragua existen un centenar de organismos, instituciones, agrupaciones, cooperativas que trabajan con las uñas para poder producir y tener buenas cosechas sin el uso de químicos. El producto que obtienen es vendido en el mercado a mejor precio, son producto denominados productos orgánicos. El año pasado un productor orgánico nicaragüense fue condecorado a la excelencia como el productor de café de mejor calidad a nivel mundial. Estas formas de producir deberían integrarse a nivel nacional.

El IICA ha elaborado algunos trabajos sobre Estrategia nacional para el fomento de la producción orgánica en Nicaragua. Estos trabajos no llegan a todos los productores y muy poco son vistos en los medios de comunicación. Amigos productores, creo necesario que se le dé más importancia a este asunto, que no sólo es un problema nacional sino que internacional, acostúmbrense a utilizar cada vez menos agroquímicos porque nos envenenan, no hagamos lo mismo de los años 70´s cuando Somoza dejó que entraran al país grandes cantidades de pesticidas, entre ellos el NEMAGÓN, y los productores lo utilizaban con gran éxito, vean ahora el problema.

Los políticos continúan disputándose cargos y no se dan cuenta ni lo que comen.

Existen muchos ONG que han hecho grandes labores en el país para crear mentalidades en los productores y tecnología más adecuadas con el medio ambiente. Quiero que me escuchen los grandes técnicos y administradores de este país, que no todo lo que se regala es bueno. Aprendan a analizar. “Gracias al gobierno de Venezuela por la donación brindada en la entrega de un buen cargamento de urea que es un fertilizante químico”.

Ahora miremos a los cubanos, ellos le ofrecen al gobierno venezolano a través de un convenio de cooperación, un proyecto de asistencia técnica para la creación de plantas para la producción de fertilizantes orgánicos. Estos fertilizantes orgánicos no dañan la salud humana ni del medio ambiente; le ofrecen también un proyecto y asistencia técnica en sistemas de riego y drenajes. ¿Por qué no apostar a una mejor Nicaragua?, más justa, más culta, culta hasta para producir, menos dependiente, con menos contaminación, donde participemos todos, hagamos lucir más bonita y sana a Nicaragua, con un próspero turismo de verdad. Pongamos la basura en su lugar…la basura puede ser el elemento principal para producir fertilizantes orgánicos en Nicaragua.


Marito2000ni@yahoo.com