Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

“(Sobre) La eficiencia energética y diversificación, todos reconocemos que se han hecho grandes progresos, pero es necesario hacer más”, dijo Gary Lunn, Ministro de Recursos Naturales de Canadá.

Después de haber leído esta frase de Gary Lunn, me atrevo a afirmar, como ciudadano nicaragüense: “sobre la eficiencia energética, en Nicaragua, casi todos reconocemos que no se ha hecho casi nada y por lo tanto, casi no es necesario hacer más”

Para no salir siendo acusado por injurias, voy a presentar hechos reales que sustentan mi afirmación. Voy a hacer referencia a unos dos aspectos fundamentales, que en cualquier país, los interesados en el bien común, les sirve de fundamento para dirigir las políticas energéticas y conducir a buen puerto programas energéticos
Balance Energético Nacional (BEN): Es la contabilización del flujo anual de energía disponible y consumida a nivel nacional. Identifica la producción, importación, exportación, pérdidas y el uso que se le da a cada uno.

Contabiliza: a) el flujo de los recursos naturales disponibles durante un año, que deben pasar un proceso de transformación antes de su consumo final; y, b) el flujo de energéticos resultantes de uno o varios procesos de transformación físicos, químicos o mecánicos, de modo que sean aptos para el consumo final.

Para facilitar el análisis de las diversas formas de energía, es necesario convertirlas a una unidad energética común: La Tonelada Equivalente de Petróleo (TEP)
En Nicaragua, a junio de 2008, nuestro Balance Energético está actualizado hasta el año 2005.

Esto genera muchas inquietudes:
a) ¿Cómo se hace para elaborar políticas energéticas y darles seguimiento, anualmente?
b) ¿Cómo se habla de “cambiar la matriz energética”, si la contabilización de los flujos de energía están desfasados al menos dos años?
c) ¿Qué energía habrá disponible para que crezca el sector Agropecuario, Agroindustrial e Industrial?
d) ¿Cómo se va a regular y reducir el consumo de leña?
e) ¿En qué plazos concretos se va a ir modificando la matriz de generación eléctrica en el país?
f) ….

Productividad Energética: Este parámetro es importantísimo, pues nos señala lo que podemos producir con un Barril equivalente de petróleo. Oficialmente no lo sabemos, pero por datos referidos por la Cepal, nosotros producimos un equivalente aproximado a US$ 300, mientras otros países centroamericanos llegan a US$ 600, US$ 800 y más.

En este mundo globalizado, la competencia saca de mercado a empresas con menor productividad. Por esa razón buscan desarrollar proyectos para mejorar su productividad.

Es interesante analizar lo que afirma Ernst von Weizsäcker, coautor del Libro (Factor Four: Doubling Wealth, Halving Resource Use, Earthscan, 1997): “Por fortuna, somos menos dependientes de la energía de lo que imaginamos. Es posible aumentar por lo menos diez veces la productividad energética --la cantidad de riqueza que podemos extraer de un barril de petróleo o de 1 kilovatio-hora--”.

Indicadores de calidad del servicio de energía eléctrica
Hay tres parámetros importantes que deberían ser regulados por el Ente Regulador (INE), con descuentos Tarifarios:
a) Frecuencia de Interrupción (FMIK)
b) Tiempo Total de Interrupción (TTIK).

c) Servicio Comercial.

A-. Frecuencia Media de Interrupción (FMIK): Lo normado a partir del año 2004 es 1.8 veces por semestre. Sin embargo, en el año 2007: DISNORTE cerró con un promedio de 7.4 y DISSUR 4.4

Esto no hace referencia a las interrupciones programadas por mantenimiento y que son anunciadas por las distribuidoras.

B-. Tiempo Total de Interrupción (TTIK): Lo normado a partir de 2004 es de 4.6 horas por semestre. En el año 2007: DISNORTE cerró con un promedio de 10.11 hrs. y DISSUR 15.25 hrs.


Estos indicadores son una muestra fehaciente del nivel de mejoramiento que Unión Fenosa ha hecho en la red de distribución. Esto demuestra que las pérdidas “técnicas” deben ser altas. No pueden presumir niveles tan bajos en estas pérdidas y achacar la gran mayoría de pérdidas “no técnicas” al hurto o al fraude.


Deben ser firmes en mejorar la red de distribución, ALMA obligó a hacerlo en parte del Occidente del país. Debe combatirse, tanto legal como socialmente, el consumo no registrado de energía eléctrica, por hurto o fraude.


C-. Servicio Comercial: Conocemos de sobra las inquebrantables quejas de todos los usuarios por cortes ilegales, por reconexión tardía, por respuesta a reclamos, etc.

Si queremos empezar a hacer algo en serio, parafraseando a un gran economista, propongo dos alternativas:
*Técnica: Que caiga del cielo los suficientes millones de dólares que permitan pagar la factura petrolera, se subsidie el diesel, la gasolina, el kerosén y la energía eléctrica.


*Milagrosa: Que se sienten todas las fuerzas vivas de este país, soliciten se actualice el Balance Energético, la productividad energética, presenten alternativas y asuman responsabilidades que permitan asegurar un desarrollo sostenible, que empiece a reducir el deterioro económico, social, laboral y alimenticio que nos ha alcanzado a la mayoría de la población.

Recordemos lo que decía Ed Ray: “Sin energía barata, no es posible salir de la pobreza.”


*El autor es ignorante de nacimiento.