Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

¿Es el presidente Ortega un proletario o es un burgués? Hago esta pregunta porque es usual en sus discursos los señalamientos que hace hacia este sector, y las ofensas y diatribas que lanza hacia aquellos que le adversamos en su forma y estilo de gobernar; es decir, cuando reprobamos la gestión pública por inoperante e incapaz, nos llama burgueses, vende patria; cuando cuestionamos la falta de transparencia nos llama conspiradores financiados por la CIA (Central de Inteligencia Americana); cuando aplazamos a su gobierno en más de año y medio de mal gobierno, somos contrarrevolucionarios. ¿Qué les parece?
Esto me lleva a la siguiente reflexión y a preguntarme: ¿qué es ser burgués?, o sea, a mí no me satisface el hecho que el presidente Ortega lo diga, quiero pensar que él (y comparsa) se está aprovechando de su embestidura (ahora de presidente y antes cuando combatía desde abajo), digo esto porque a mi juicio y las propias definiciones de lo que significa ser burgués, es sencillo, cuál es la diferencia entre una casa de $ 5000 dólares y una de $ 1,000,000.00 (obviamente lo son la cantidad de ceros), o mejor dicho, cuál es la diferencia entre un Mercedes Benz (pongamos el más barato) y un Hyundai, verdad que la diferencia es enorme, o bien viajar en vuelos comerciales (aunque fuera en primera clase) a viajar en jet rentados para la ocasión (lo he visto en jeques árabes, en príncipes, reyes y artistas del glamour), o es que por ahí se quiere codear el presidente.

Según Marx (Karl) y lo cito textualmente, la burguesía se define en dos grandes bloques: la Clase Obrera, es decir aquellas personas cuya única posesión es su propia fuerza de trabajo (que creo no es el caso del presidente), y la clase Capitalista o Burguesa --es decir, aquellas personas cuya propiedad de los medios de producción define su posición en el intercambio económico y le permite usar su riqueza para aumentar el caudal de la misma a través de la explotación de la fuerza de trabajo del clase obrera--.

Entonces (palabra preferida del presidente), aterrizando un poco sobre el tema en cuestión concluyo en que estamos frente a un grupo de “revolucionarios” cuya definición, carácter y comportamiento se aproxima a lo que en el mundo se le ha dado por llamar la Izquierda Caviar o Champán, a continuación una pequeña y breve definición de esta Izquierda disfrazada.

El término izquierda caviar tiene su origen en la expresión francesa gauche caviar, que hace referencia a los políticos de izquierda que provienen de una clase social privilegiada. Se utiliza como complemento la palabra caviar por el alto precio del mismo para connotar un alto poder adquisitivo. Los términos gauché caviar y gauché champagne fueron utilizados en los años 1980 por los detractores de François Mitterrand.

La etiqueta en francés gauche champagne surgió de la percepción de la actividad de proponer brindis a los famosos socialistas con champán. Un concepto similar viene del siglo XIX del filósofo Alexander Herzen, quien en From the Other Shore (1855) escribió: “It is they, none other, who are dying of cold and hunger...while you and I in our rooms on the first floor are chatting about socialism ‘over pastry and champagne’” (Son ellos, nadie más, los que se están muriendo de frío y de hambre... mientras tú y yo en nuestras habitaciones de la primera planta estamos charlando acerca del socialismo sobre pasteles y champán).

Es importante también el hecho que el “verdadero caviar”, el caviar negro, proveniente del esturión del Mar Caspio, que es un producto carísimo, se producía solamente en la ex-Unión Soviética, convirtiéndose en un platillo de moda entre los izquierdistas que visitaban Moscú. Allí podían comer caviar en grandes cantidades, ya que se servía en ceremonias oficiales como un entremés común.

Quizás fue ahí (en la antigua URSS), donde el comandante y su grupo dio el paso hacia una “Izquierda Caviar”, que no es más que una forma de tapar su verdadero sentido de Burgués y que manipula a diario, a través de su discurso, tratando de hacernos creer lo contrario, dejo pues en cada uno de Ud., le juzguen en su justa dimensión.


*Movimiento CREA - MRS