Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Como profesional de la Medicina Veterinaria, que practico desde hace más de 30 años con mucho orgullo, me veo en el penoso caso de referirme al artículo que recientemente publicó en END el decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UCC, haciendo comparación de los “todólogos” versus la medicina veterinaria moderna.

Me siento aludido porque soy el autor único del artículo sobre Enfermeros Veterinarios, publicado en el mismo diario el 2 de Junio de 2008. Pero eso de que el artículo fue escrito por un “colega”, de quien no quiso dar el nombre, no sé si se refería a mi persona, pues yo no me considero colega de alguien que por más de cuatro años no ha podido demostrar ser Médico Veterinario poseedor de un título universitario.

Además, quisiera ante todo, aclarar que nunca he escrito en forma violenta ni con injurias; lo que digo lo mantengo por los hechos que saltan a la vista.

No concibo cómo este señor Uruguayo ahora pretende hacerle creer a la población de que la carrera de enfermero veterinario existe en muchos países, si antes aseguraba que en toda Latinoamérica no existe y que la Universidad de Ciencias Comerciales se ha convertido en pionera, al ser la primera en ofertarla en Nicaragua. Sin embargo, asegura este señor que en Uruguay hasta el Ejército brinda cursos de Enfermeros Veterinarios, con duración de tres semanas.

Esto significa que un bodeguero o un mensajero, por el simple hecho de ser empleado de una Agroveterinaria, podrá acceder a estos cursos y convertirse en enfermero veterinario a las tres semanas, y después optar a ser Médico Veterinario.

Esto no es un invento, sino una realidad que existe en otros países (la carrera de enfermero veterinario), pero que no son carreras universitarias, asegura el señor Uruguayo.

No entiendo por qué si esta carrera existe en otros países, vengan las universidades de Méjico, Costa Rica y Chile a interesarse en dicha carrera, y le pidan a la UCC el pénsum para implementar esta carrera en sus respectivos países. En todo caso, el pénsum sería solicitado a universidades con vasta experiencia en el ramo.


Considera y asegura el señor Uruguayo que las ciencias y disciplinas médicas han avanzado y desarrollado porque apareció la carrera de enfermero veterinario, que vendrá a darle alivio y suspiro a los “todólogos”, a como él llama a los Médicos Veterinarios
calificados.

¿Será posible que la carrera técnica de enfermero veterinario pueda considerarse un avance de las ciencias y disciplinas médicas?
La Ley Orgánica del Colegio de Médicos Veterinarios de Nicaragua (Comven), establece en su Artículo 6, inciso a, que este Colegio tiene la representación exclusiva de la profesión veterinaria. Por lo tanto, como Vicepresidente de este Colegio me siento obligado a tratar de enaltecer el prestigio profesional de la Medicina Veterinaria, aunque este artículo lo he escrito a criterio muy personal.

Pasaría horas y horas tratando sobre este tema, siempre y cuando fuera entre colegas verdaderos.