•  |
  •  |
  • END

Cuando abrí la página de opinión del END del viernes 11 de julio, me llamó mucho la atención un artículo titulado “¿Qué culpa tienen los patrimonios?”, firmado por la estimada poeta leonesa Estela Calderón. Al leer el párrafo inicial me pareció que el objetivo del artículo era expresar el justo reproche y enojo por las pintas que elementos desconocidos perpetraron en la cartelera del Teatro Municipal del que la poeta es Coordinadora. Sin embargo, en la medida que me fui adentrando en su lectura, me di cuenta que su objetivo era otro, y que lo de las pintas fue un simple pretexto, para que la estimada poeta, vertiera un sin número de juicios políticos en un lenguaje muy distante de su condición de escritora y promotora cultural, por lo ordinario y soez con que se dirigió a personas que no le han causado ninguna ofensa, utilizando además palabras trilladas, carentes de toda imaginación, algo extraño en una persona que se define a sí misma como escritora.

Me voy a permitir hacer algunos comentarios, dado que como miembro de la comunidad universitaria de la UNAN-León y asistente al fallido foro, fui uno de los que recibí lodo e inmundicias de parte del grupito de estudiantes, y que según la poeta , lo teníamos merecido por llegar a “agredirlos”.

1.- Como ya lo dije al inicio, lo de la defensa del Teatro como patrimonio de la nación no fue más que un simple pretexto de la poeta, para atacar y ofender a Dora María en términos que reflejan un odio enfermizo hacia la Comandante, tales como: renegada, que realizó una huelga de hambre disfrazada, escaladora de muros, enemiga de los muchachos, rata, amargada, perseguidora, el lodo que recibió lo tenía bien merecido etc.

Cuando leí tales epítetos, tristemente recordé las palabras ofensivas de que fue víctima Estela por parte de un notable escritor nacional y que en su momento, los leoneses repudiamos. Hoy me llena de asombro, por lo irónico que resulta, cómo la poeta Calderón utiliza un lenguaje parecido para atacar a una persona que ni siquiera la ha determinado. Se puede estar en desacuerdo con el pensar y el actuar de alguien, pero otra cosa es ofender. Por mucho que se intente denigrar a Dora María, la verdad es que su quijotesca figura se ha engrandecido por su valentía y coraje, frente a la pequeñez de quienes la atacan. Los videos de su huelga de hambre y de la agresión que sufrió por parte de una veintena de estudiantes, videos que le dieron la vuelta al mundo, hablan por sí solos. Precisamente su intento de saltar la verja para hablar directamente con los estudiantes que cobardemente se negaban a entablar un diálogo de altura, no lo logra por falta de fuerzas.

2.- El escrito refleja un desconocimiento de lo que es la Universidad y lo que significa la Autonomía Universitaria. La universidad no es un simple edificio, que puede ser manejado a gusto y antojo por cualquier grupúsculo, no; es un centro de enseñanza superior basado en la Universalidad del conocimiento, en la Universalidad de las ideas, es un Centro de cultivo y debate de ideas y conocimientos Universales. Para garantizar esta misión es que se le dota de Autonomía, para que nadie se apropie de su función, ni el gobierno, ni los grupos políticos o económicos. Es lamentable que siendo leoneses ignoremos el legado del Maestro Mariano Fiallos Gil, padre de la Autonomía Universitaria, quien afirmó:
“Hay que hablar, discutir y discurrir sobre todas las ideas, sobretodos las doctrinas y sobre todas las ideologías, porque la universidad es libertad de pensamiento”. De ahí nuestro lema “A la Libertad Por la Universidad”. Nunca antes este pensamiento ha sido tan pisoteado por aquellos que son los llamados a hacerlo respetar y que todos los 23 de julio y 5 de octubre (fecha del aniversario del fallecimiento de Fiallos Gil), se llenan la boca, entre bocadillos y brindis, repitiendo frases y pensamientos que les han de resultar huecas.

3.- Al concluir la lectura del mencionado artículo, estoy casi convencido, que un segundo objetivo del mismo era congraciarse y alabar al matrimonio Ortega-Murillo; para ello la poeta Calderón utiliza frases como: líder de los jóvenes, la mayor parte de la población lo respalda, que no es un dictador sino un “líder de siempre”, con sobrada autoridad moral, que es un fenómeno que nadie puede evitar “porque ya es tarde”??? Me van a disculpar, pero me suena que frases parecidas las he escuchado en otras épocas. Los escritores y escritoras (novelistas, cuentistas y poetas) recrean la realidad y son esencialmente creadores de ficción. En ese sentido, son legítimas las afirmaciones de Estela, a pesar que las encuestas digan lo contrario; es legítima su ficción de ver a Dora María agredir a los estudiantes a pesar que los videos muestren lo contrario. ¿Qué culpa tiene los escritores de crear ficciones cuando ése es su trabajo? Lo peor que le puede pasar a un escritor(a) es intentar vivir su propia ficción.

*Profesor. Facultad de Derecho.

Unan-León
mjpaiz@hotmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus