Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Hay quienes dicen que el fenómeno generacional de nuestro tiempo es el rock y toda su subcultura, pero en realidad estamos en la era tecnológica digital, y esto coloca en primer lugar al denominado video game. Su historia, contada brevemente, comienza con Ralph Baer, el inventor del odissey, la primera consola de video juegos en el mundo que se comenzó a distribuir en mayo de 1972 y vendió alrededor de 100 mil unidades. En ese mismo año se lanza el video computer, sistema mejor conocido como atari, motivo por el cual 1972 es considerado como el año del nacimiento de los videos juegos.

En 1993 nace un juego de artes marciales mejor conocido como Mortal Kombat, el cual fue atacado por algunos críticos debido a su violencia e imágenes de sangre. Por esta razón fue censurada su versión casera gracias a los muy conservadores puritanos del Senado de los Estados Unidos de América. Sin embargo, en esa época la industria ya abarcaba todos los mercados registrables y fue sólo un año después, en 1994, que la Entertainment software rating board es fundada por la Interactive software asociation, con la finalidad de terminar con el supuesto problema generado.

Es mucha la gente que hoy en día acusan a los video juegos de volverlo a uno tonto y retraído; no obstante, la ciencia y la tecnología investigan constantemente el fenómeno y se encontraron con unos casos que han crecido mucho en la actualidad y se llaman: los niños índigos. Éstos pertenecen a un grupo de niños excepcionales, considerados genios superdotados. ¿La causa del fenómeno? La tecnología y los videojuegos, por supuesto. La única explicación que se ha dado del por qué estos niños tienen dichas habilidades asombrosas, es que sus experiencias van de la mano con el efecto Moore.

Según la ley de Moore, la velocidad de la información se duplicará cada dos años debido a los modernos microprocesadores que alcanzan unidades extraordinarias; tal es el caso del terabyte. Esto obliga al desarrollo del aumento en la velocidad y cantidad de la información. Lógicamente los ¨new users¨ tienen que adaptarse de manera natural a dichos cambios, capaces de explicar por sí solos, cosas que nunca nadie entendió, por ejemplo: capacidad de resolver problemas, toma de decisiones, flexibilidad para abrir la mente y adaptabilidad a cualquier sistema. Estos niños índigos han resultado ser buenos dibujantes, músicos y excelentes diseñadores gráficos, entre otras cualidades.

Y por si todo lo anterior no bastara para resaltar las bondades de los videojuegos, hoy en día ya existen algunos en que son necesarias las actividades físicas motoras. Estos juegos se llaman exergaming, y se encuentran en la nueva generación de consolas inalámbricas. ¿Cómo se produce esta magia? Ellos capturan los movimientos del jugador con la tecnología motion capture, los cuales son detectados por medio de sensores infrarrojos. Diferentes estudios científicos realizados en Estados Unidos clasifican al exergaming como un método para quemar calorías, y promueven su uso para la prevención y tratamiento de la obesidad.

Otro estudio realizado por la Universidad de Virginia descubre que los niños que jugaron dance, dance revolution, presentaban gran mejoría en su estado físico y su función arterial. El exergaming nace junto al famoso y popularísimo juego Mario Bros, en 1989, cuando Nintendo incluye en el NES (nintendo entertainment sistem) el accesorio “power pad”, que era una plataforma de plástico donde se podía competir contra un compañero de juego. Estaba también la CPU (cerebro electrónico) que hacía lo mismo en juegos de atletismo; aunque hay que destacar que ésta no tuvo mucho éxito, contrario a lo que sucedió con konami en 1998, cuando lanzó a la venta un exitoso juego que aún en la actualidad está muy de moda; se trata del arriba nombrado y por cierto muy famoso, dance dance revolutions o DDR. Este simulador de baile que vino desde el arcade hasta la comodidad de los hogares, posee más de 90 versiones y se le considera uno de los medios más apropiados para mantenerse saludable y en buena forma.

Hoy en día los videojuegos, así como la tecnología que utilizan, está en todas partes: cine, TV, revistas, música; asimismo lo encontramos en el arte del anime. En fin, es parte del mundo globalizado y al cumplir casi 40 años de su nacimiento no podemos obviar de que su evolución ha escalado al punto de ser la industria más multimillonaria del mundo, convirtiéndose en el nuevo fenómeno transcultural de nuestra era. Y aún falta mucho más.


*Estudiante de la U de M.