•  |
  •  |

Como católico me veo en la obligación de aclarar al Señor Amaru Barahona por su escrito publicado en EL NUEVO DIARIO el día 6 de octubre de 2011, titulado “¿Qué sabe  el Señor Silvio Báez de democracia?”.

Comenta el Sr. Amaru Barahona, quien dice “Señor” a Monseñor Silvio Báez, dice que pertenece y habla en nombre de una institución que es el Estado Teocrático más anti- democrático del planeta, dice que quién elige al Papa, Obispos y sacerdotes y que no rinden cuentas del ejercicio de su poder a ningún ser humano.

Aclaración: Cómo se nota que el Sr. Barahona desconoce las Sagradas Escrituras, Yahvé Dios es el creador de la vida y todo cuanto existe, envió a los profetas y a su hijo  unigénito, Nuestro Señor Jesucristo, quien es uno con el Padre y el Espíritu Santo, quien  se rebajó en su divinidad, se hizo hombre, naciendo del vientre de una virgen, Nuestra Madre María. Jesucristo no tenia que consultarle a nadie la escogencia de sus apóstoles,  ni consultarle a nadie para decirle al apóstol: “Pedro, tú eres piedra y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, las puertas del infierno no prevalecerán sobre ellas, lo que atareis  en la tierra, quedará atado en el cielo, lo que desatareis en la tierra, quedará desatado en  el cielo”.

Esos son los poderes que le delegó a la Iglesia Católica que fundó. Pedro fue el primer  obispo de Roma, por eso ahí está El Vaticano, le sucedieron sucesivamente, hasta el actual Pontífice Benedicto XVI, la Iglesia Católica no es ninguna institución terrenal  para elegir a sus pastores, no tiene que rendirle cuenta a nadie, solo al que la fundó,  Nuestro Señor Jesucristo.

Nuestro Obispo Mons. Silvio José Báez Ortega no sabe nada de democracia política, solo sabe de predicar el Evangelio, señalar la corrupción, que es pecado y lesiva a los  intereses de los pueblos. Yahvé Dios pone reyes y gobernantes, cuando tiranizan y  humillan a sus pueblos, los derriba cuando él quiere, como a Nabucodonosor y así en la  historia ha derribado a tiranos como a Hussein en Irak, Omar Gadafi en Libia, los  Somoza en Nicaragua, por mencionar algunos.

Qué pena cuando el Sr. Barahona se atreve a decir que nuestro Obispo Báez, con focos  de luminaria cinematográfica y que no le merece ningún respeto, que no tiene ninguna  autoridad moral y hasta se atreve a decir que le parece un vulgar vocero de los intereses  imperiales-oligárquicos. Cuando aconseja que el Obispo Báez se pronuncie a favor del  aborto terapéutico, la Iglesia Católica, le dice sí a la vida, no a la muerte. La que no  quiera tener hijos, que no peque.

Que Yahvé Dios le perdone al Sr. Amaru Barahona, el pecado de sus ofensas, entiendo  lo ha hecho por su ignorancia, me imagino no asiste a la Iglesia Católica, ni a ninguna  otra iglesia de nuestros hermanos separados, por eso no conoce la palabra. Eso la ha  inducido a lanzar esos epítetos injuriosos contra uno de los representantes de Jesucristo  en Nicaragua, Mons. Silvio José Báez.