•  |
  •  |

El PLI surgió el 12 de enero de 1944, gracias a hombres y mujeres probos y honestos identificados por  Patria en Libertad, Estado de Derecho y  Justicia Social, para luchar  en contra  de toda dictadura, reelección y continuismo en la Presidencia de la República y las diputaciones.

En  2009, bajo ofrecimiento de fortalecer el tendido institucional del PLI, miembros del Movimiento Vamos con Eduardo coparon en su casi totalidad las estructuras partidarias, excluyendo a más de 1200 cuadros históricos, reportados en listado oficial del Partido el 27 de mayo de 2007 al CSE.

Acuerdo de Unificación.  El 19 de octubre de 2010 se alcanzó un Acuerdo de Unificación que dio lugar a una sesión extraordinaria de la Asamblea Delegataria de fecha 24 de octubre pasado, instancia compuesta por los 70 principales dirigentes,  con cuadros provenientes de 2005 y la consiguiente constitución del Comité Ejecutivo Nacional unificado 2010-2013.

La nueva configuración de convencionales, uno de los puntos acordados, no se dio por la oposición del grupo de Indalecio Rodríguez, razón que generó su exclusión partidaria. El Acuerdo de Unificación dispuso distribuir por iguales partes las candidaturas a diputados del PLI para los comicios del 6 de noviembre, lo que incumplió Rodríguez.

El  CSE se pronuncia el 8 de febrero de 2011, confirmando el CEN PLI electo en la Delegataria de octubre pasado y manda convocar para Convención o Delegataria a través de Rodríguez, conforme los estatutos del Partido.

Convocatoria a Delegataria. El CEN PLI unificado en sesión del 18 de febrero, por votación de 9 votos a 8 del grupo de Rodríguez, acordó celebrar sesión extraordinaria de la Delegataria el 27 de febrero, la que confirmó la resolución de sanción administrativa de exclusión definitiva como miembros del PLI para Indalecio Rodríguez, Octavio Alvarado, Adolfo Martínez, Roberto Sánchez y Nardo Sequeira, y dispuso registrar ante el CSE el CEN PLI  2010-2013, ya modificado, bajo la presidencia de Rollin Tobie.

Rodríguez hace su propia Convención. Con fecha 27 de febrero, Rodríguez hace su propia Convención Nacional con miembros del MVE. Surge así un CEN PLI paralelo. El 2 de marzo se interpuso ante el CSE Recurso de Impugnación en contra del llamado acto convencional y resultados, así como en contra de cualquier acto de registro en el CSE que no procediera de las autoridades legales del Partido, encabezadas por Tobie.

El 15 de marzo se interpuso Recurso de Amparo bajo expediente 529-11 ante la Sala Constitucional de la CSJ, en contra de las resoluciones dictadas por el CSE, de fechas 15 de febrero y 8 de marzo del 2011, por rechazar de manera tácita los pedidos de los recurrentes.

Hasta en septiembre CSE tramita recursos. El CSE inscribió alianzas y candidaturas y es hasta seis meses más tarde que tramita los diferentes recursos de impugnación en contra de la representación legal del PLI, ostentada por Rodríguez.

El CSE, por auto del 19 de septiembre manda a Rodríguez a que conteste los recursos y éste argumenta que una constancia librada por el CSE lo tiene como representante legal y que es prueba suficiente de que sobre el caso hay cosa juzgada.

La Sala Constitucional aún no da trámite al Recurso de Amparo. Los magistrados recurridos no rindieron el informe a que los obliga la ley.

Partido bajo préstamo. El que el CSE haya movido los recursos de impugnación en contra de la representación legal del PLI, a casi un mes de las votaciones nacionales, no es indicativo de que rodará la candidatura presidencial de Fabio Gadea ni tampoco que rodarán las candidaturas para diputados de UNE, pero sí un mensaje para Rodríguez y Montealegre de que el PLI se les ha dado en préstamo para participar en los comicios del 6 de noviembre, en la medida que esto conviene a los intereses del FSLN de dividir los votos de la oposición, como ocurrió en el 2006 con las candidaturas del mismo Montealegre y Rizo.

Solamente una percepción muy grave, de parte del FSLN, en el sentido que la candidatura presidencial de Fabio Gadea ponga en peligro inminente la victoria del Comandante Ortega, llevaría a un  traspaso de la representación legal del PLI, no necesariamente a sus legítimos líderes. No obstante, los liberales independientes históricos seguirán luchando por defender con decoro la independencia del liberalismo independiente, una escuela de dignidad ciudadana, como lo proclamara el patriota Edwin Castro Rodríguez.

*Periodista y Abogado