•  |
  •  |

El Gobierno que ha ejecutado el FSLN en estos cinco años, encabezado por el Comandante-Presidente Daniel Ortega ha sido tan efectivo, eficaz, en su respuesta a la crisis en que el neoliberalismo había inmerso a nuestro país, ha sido tan buen gobierno que hasta la misma derecha admite su eficacia cuando copia como oferta de campaña electoral las políticas públicas desarrolladas por el mismo. Esto es un caso sin precedente en la historia política-electoral de nuestro país.

Sobre esa base es necesario establecer, desde mi punto de vista, las claves del Buen Gobierno Sandinista/Revolucionario cuyo fundamento es ser Cristiano, Socialista, Solidario, este buen gobierno del cual  las encuestas arrojan un respaldo, una voluntad  de ratificación acrecentada e  inquebrantable de parte del pueblo nicaragüense  de esa buena gestión que ha logrado reducir la extrema pobreza, el hambre, el analfabetismo, la desnutrición infantil,  la mortalidad materna, entre otros desafíos. Estas claves son las siguientes:

1) Gobierno Incluyente: las Políticas Públicas que el Gobierno Sandinista ha impulsado tienen su base en  promover un Proyecto de Nación en el cual han tenido cabida todas las familias nicaragüense. Podemos decir que el Proyecto Sandinista identificó un sujeto: el pueblo y aplicó un criterio: restitución de sus derechos.

2) Gobierno incentivador: ha promovido, facilitado, impulsado políticas que han incentivado no sólo la inversión extranjera en nuestro país, sino la producción así como la diversificación de los mercados internacionales y, el estímulo del mercado interno. Esto ha sido posible mediante  atinados programas como CRISOL y financiamiento justo lo que ha permitido que el campo se  reactive  con todas sus potencialidades.  

3) Gobierno Redistribuidor  justo: el crecimiento económico que se ha producido en los últimos años,  debido a las acertadas políticas de fomento a la producción ha sido redistribuido con justicia. Esto es viable observarlo, no sólo en la gran cantidad de programas exitosos que se han desplegado por todo el país, sino en políticas como los subsidios al transporte y la energía, por ejemplo.  

4) Gobierno Eficaz, Efectivo y Servidor: hemos dicho que la efectividad y el orden con que el Gobierno Sandinista ha venido actuando se refleja en los aspectos como  la reducción de la pobreza extrema, la reducción de la mortalidad materna, la erradicación de la desnutrición infantil y el analfabetismo como frutos de las políticas públicas plurales, abiertas, incluyentes y efectivas que están y estarán siempre  al servicio del pueblo, de sus necesidades, de sus prioridades. Este Gobierno ha dispuesto las instituciones a servirle a su pueblo.

5) Gobierno Defensor: ha defendido  la soberanía nacional con altas calificaciones, defiende y protege al pueblo en lo que refiere a las especulaciones con los alimentos   cuyas repercusiones podrían ser el encarecimiento de los  mismos. Lo que se denomina seguridad y soberanía alimentaria. También entra aquí la defensa y cuido de la población ante los desastres naturales lo que ha demostrado la efectividad de las instituciones revolucionarias en lo que implica a acompañar, respaldar  y  resolverle   a la  ciudadanía.

6) Gobierno Responsable: la responsabilidad tiene que ver con  los compromisos que ha venido asumiendo los que dignamente ha venido honrando, los ha cumplido. Además sus programas y políticas púbicas tienen el componente de la realidad de las familias de ahí su impacto positivo.  Por lo tanto también es un Gobierno Cumplidor

7) Gobierno Humano, Reconciliador, Unificador, Dignificador: lo integral de sus políticas públicas ha hecho posible la condición que sea el humano, el pueblo,  la vida misma la que esté al frente del proyecto. Por ello es que el ser un Gobierno Cristiano, Socialista, Solidario lo ubica junto al pueblo y esto le ha permitido trabajar desde/con y para el pueblo bajo un espíritu de dignificación, reconciliación y paz.  

Por estas y muchas más razones este 6 de noviembre  ratificaremos, el Buen Gobierno revolucionario que ha desempeñado el FSLN, vanguardizado por el Comandante-Presidente Daniel Ortega en estos años,  el pueblo nicaragüense  lo sabe, lo vive, lo siente, lo respira por eso votamos 2.