•  |
  •  |

Estas letras están dirigidas para todas aquellas personas que quieren tener una Nicaragua libre y soberana.

Es, por ello, que deseo escribir algunas reflexiones con las que algunos no estarán de acuerdo por la simpatía de algún partido político o simplemente porque no tienen criterio de la importancia de una Nicaragua libre.

Deseo iniciar estas reflexiones desde el punto de vista de la:
Educación: Hoy en día el magisterio está más tensionado que nunca y es que desde el punto de vista salarial, el docente recibe su salario para pagar (abonar), pues, ni con el bono que facilita el gobierno es posible que el docente se duerma tranquilo. Y que tranquilidad van ha tener  cuando desde los Consejos de Dirección y Delegaciones del Mined le exigen que tenga un 100% de aprobación, cuando la realidad del estudiante es otra. Me da pesar que hoy en día todo aquel estudiante que llega a décimo grado es considerado un bachiller en Ciencias y Letras, aunque durante su año escolar solo haya asistido 4 meses a clases. Me pregunto, ¿esa es la calidad de la educación moderna? No es posible que entre el mismo magisterio existan docentes populistas que dejan sus criterios profesionales por una miseria de ideas que desean inculcar en sus estudiantes. La educación no solo se planifica desde un cuaderno, sino que es más integral, es más comprometida con la formación de la personalidad del individuo; es un amor al prójimo en donde el docente se da a sus estudiantes. Si realmente queremos lograr la calidad en la educación, debemos como nación crear políticas en la que no se involucren políticas populistas del gobierno en turno. No sigamos jugando con la conciencia de tantos jóvenes, que luego cosechamos frustraciones y una vida sin criterios.

En la salud: Se podría decir que se ha venido avanzando con respecto de la facilidad de llevar la atención a las comunidades rurales. Pero creo que en los medicamentos seguimos teniendo serias dificultades de abastecimiento en los hospitales y centros de salud. ¿Cómo es posible que el paciente de bajos recursos económicos salga con una gran cantidad de recetas y con la referencia de aquellas farmacias en donde los puede comprar? No es posible, pues, atender a la población de malas ganas, cuando realmente  con sus propios impuestos se les paga a los médicos, enfermeras, conserje, etc. Si queremos  mejorar con la salud, cada quien hagamos una autocrítica de cómo deseo que me atiendan y me traten. No todos tenemos familiares doctores o con alguien del ramo de la salud.

En la seguridad Pública: Pienso que en las últimas semanas la Policía Nacional, ha dejado de ser nacional por ser partidaria. Sé que hay muchos miembros policiales que no están de acuerdo con las formas en como se ha venido actuando en contra de la población. Hasta donde tengo entendido la Policía debe velar por la seguridad de toda la población sin distingo de creo religiosos, político, económico, cultural, etc. Policía Nacional, la población coopera siempre y cuando actúen con criterios de profesionalismo. No menosprecien la inteligencia de un pueblo.

Consejo Supremo Electoral: Así, como existe la Justicia Divina, también existe la conciencia humana en la que si hacen bien las cosas tendrás una vida fructífera y con sentido de hacer un bien al pueblo, pero, si haces mal las cosas tendrás la pesadumbre  de tantas regalías que por debajo de la mesa te han hecho y que para el pueblo tu haz creído en tu interior que lo haz engañado. Si talvez  es así, haz engañado a un pueblo,  pero a Dios, quien te va juzgar con su justicia, no.

Creo que en su mayoría la población tiene conocimiento de la Carta Pastoral emitida por los Obispos de la Iglesia Católica. A mi parecer es una carta donde se evidencia el criterio de la oración en comunidad. Pues, en la carta se refleja criterios en donde el elector hará una elección acertada desde su solicitud al Altísimo, es decir, solicitándole a Dios la sabiduría.

Deseo finalizar esta escritura dirigiéndome a los candidatos políticos.
Señores, recuerden que la mejor manera de hacer política es no haciendo politiquería. Traten  de respetar los resultados que se emitirán después que el pueblo haya tomado una decisión. No nos conviene seguirnos maltratándonos los unos con los otros.

Creo que con estas reflexiones y con la que tú tienes, debes de levantarte con la ayuda de Dios a depositar tu voto como si fuese el último que harás en tu vida.

lopez6817@yahoo.com