•  |
  •  |

Los últimos años en Nicaragua la casta política se ha debatido y se rasga las vestiduras por los tránsfugas y/o traidores. ¡Discusión banal! es más bien un disfraz para tratar de ocultar sus verdaderas intenciones. Para comprender este fenómeno debemos recordar que en Nicaragua los partidos políticos funcionan como feudos, donde el “dueño” es amo y señor, a quien en  la mayoría de los casos le llaman “líder”; todos sus operadores políticos le deben obediencia absoluta. Cuando alguien lo contradice o cambia de organización política, inmediatamente lo tilda de traidor y ahora de tránsfuga;  pero ¿qué es lo que verdaderamente se esconde en esta relación entre los políticos nicaragüenses? ¿Cuál es la causa verdadera de la actuación de estos políticos?

Es un error satanizar a la política en sí, a  las instituciones políticas como figuras jurídicas, porque como doctrina y naturaleza la política es trabajar por el bien común. La explicación la encontramos en la persona misma, en los principios y valores que practica.

Cuando una persona se integra a una organización política obedeciendo ciegamente al “líder”, no lo hace para contribuir al bien común, sino por sus intereses mezquinos, para obtener prebendas a cambio del servilismo al “dueño” del partido. He aquí también la explicación del transfuguismo y la traición: cuando este tipo de persona cae en desgracia ante el amo y señor, inspirado por avaricia, egoísmo y ambición, busca otro alero para percibir privilegios y bondades de otro “líder”, dejando a un lado los principios y valores éticos y morales, si alguna vez los tuvo. Para ejemplificarlo en la realidad de nuestro país, basta ver la danza de un político nicaragüense: Alejandro Bolaños Davis.  

Bolaños Davis debutó en la Asamblea Nacional como opositor frontal al gobierno de Ortega. Cuando fue despojado de la investidura de diputado realizó un periplo por instituciones defensoras de derechos humanos, nacional e internacionalmente. Brindó innumerables declaraciones y conferencias de prensa. Todo esto, denunciando las arbitrariedades y violaciones a la institucionalidad por parte del gobierno de Ortega. Fue miembro fundador de la coalición democrática.
En escrito publicado el 23 de noviembre de 2008 en El Nuevo Diario, en la página de opinión, titulado “Nicaragua necesita una nueva fuerza política”, (http://www.elnuevodiario.com.ni/opinion/33263) Alejandro Bolaños Davis acusó a Arnoldo Alemán, a Wilfredo Navarro y a los magistrados del CSE (uña y mugre con Alemán) de articular  junto al FSLN el plan fraudulento para que este partido se robase las elecciones municipales del 2008 y eliminara la personalidad jurídica del PC y MRS.

Sorpresivamente, cuando el mismo Consejo Electoral que Bolaños Davis maldijera le regresó la investidura de diputado y la personería jurídica al PC, inmediatamente comenzó a avalar la candidatura ilegal, inconstitucional e inmoral de Ortega. Como presidente del PC firmó alianza electoral con el PLC, Arnoldo Alemán y Wilfredo Navarro, los mismos que acusó de pactar con el FSLN y destruir la creciente  institucionalidad del país. Y como reza el refrán: “Tras palos, cuernos”, la presidenta honoraria del PC, Azalia Avilés, y otros miembros del Partido Conservador denunciaron a Alejandro Bolaños, a Alfredo César y María Magdalena Briones de traicionar el mandato de alianza electoral del PC, por anteponer la avaricia, egoísmo y ambición a los valores del partido.

También en el escrito del 23 de noviembre 2008, Bolaños Davis, urge de una nueva fuerza política para derrotar a la dictadura del pacto Alemán-Ortega, casi pronosticando la candidatura de don Fabio Gadea Mantilla, cuando expresa: “Sería magnífico que esta nueva fuerza política sea liderada por un conjunto unido por una visión y un programa de Nación bien articulado de la que queremos para Nicaragua, y nunca más alrededor de personalismos o “caudillos” desquiciados por poder y riquezas.  Sería estupendo que las iglesias y los empresarios organizados se integren de lleno a constituir este programa de Nación y actúen con beligerancia para apoyar este imperioso esfuerzo”.

Estamos de acuerdo con el llamado que hiciera en el 2008 Alejandro Bolaños

Davis, pero, ¿qué opinará ahora que le “sirve” al amo y señor del PLC y por rebote al FSLN?
Esto es, la danza de un político.

*Diputado Partido Conservador
Directivo Nacional P.C.
Email-reynaldoter@hotmail.com