•  |
  •  |

Escribía el 08/02/2011 sobre el monumental circo electoral que se había instalado en nuestra Nicaragua  y auguraba que los resultados serían la instauración “del Socialismo del siglo XXI a lo nicaragüense…” que sin observadores, con un candidato ilegal-le guste o no al comandante- dueño del circo además; cuatro candidatos sin fiscales acreditados ni posibilidades de reclamar nada, lo que sí tendríamos eran payasos votantes, un gran mago circense (el presidente de facto del CSE) y números especiales a cargo de los ”acompañantes” ,personal del consejo y otros invitados.

Tal parece que el vaticinio resultó cierto y nuestra patria sufre la humillante derrota que sepulta a la democracia adolescente que durante 17 años se venía forjando, a pesar del gobierno que desde abajo dirigía el ahora presidente vitalicio. Y es que el dueño del circo es tan descarado que dijo sin ningún rubor que él y su Revolución-fueron quienes instauraron el derecho al voto. ¿Habrase visto tanta tergiversación histórica?

Conversando con un Magistrado de la Corte Suprema de Justicia al salir de mi JRV nos hacíamos ilusiones de la posibilidad de conformar un gobierno que realmente representara la reconciliación nacional. Dicho Magistrado que circulaba en los alrededores del circo, con tremenda y muy visible identificación del CSE, me imagino que como acompañante, se desempeñaba con usual cortesía y compartía socialmente con amigos, a quienes nos tocó votar en las JRV instaladas en la Iglesia de Monte Tabor. ¿No necesito aclararles amigos lectores a qué partido político pertenece el señor  magistrado verdad?

¿Que si las elecciones fueron o no una fiesta cívica, una verdadera actividad política y  deber ciudadano de un pueblo altamente maltratado?  No tiene la mayor importancia. Eso más bien obedeció a la necesidad de que el dueño del circo tuviera mejor aceptación en el concierto de países practicantes de la democracia. ¡Puro maquillaje!

No puede producir un acto nulo, de nulidad absoluta efectos legales positivos, y mucho  menos cuando se trata de algo tan importante como es la candidatura a presidente de un país. Razón más que suficiente para creer, que viendo los actuales resultados de las elecciones o del Monumental Circo electoral,-como le llamo en mi artículo anterior a las elecciones nacionales de este año-quizá hubiera sido mejor no haber sido partícipes, y hoy cómplices de todo lo que venga.

¿Cómo y de qué manera me explican apreciados lectores que un partido político que jamás pasó de un simple y reducido 38% de voto cautivo, duro o como le queramos llamar a un exagerado 63%? ¿Cómo y también de que manera me explican que otro partido con una base dura de medio millón de votos (piso) que aún con la división del 2006 sacara arriba de 600000 votos hoy no llegue ni siquiera a la mitad de su piso?

No espero interpretaciones caprichosas al respecto, pero sí apegadas a la lógica, a la realidad que señalo y dejemos aparte cualquier simpatía política. Reflexionemos un poco acerca del terrible flagelo que puede esperarnos de consolidarse el Socialismo del siglo XXI en Nicaragua. ¿Mayoría absoluta el FSLN en la Asamblea Nacional? ¿Saben que para eso, no había necesidad de hacer tanta payasada? Todos los pasos que el CSE dio para preparar este acto nos llevan a deducir lógicamente que ni la palabra fraude cabe ante tanto descaro. De todas formas: ¡la función circense del 6 de Noviembre del 2011 ha terminado¡

Acastell46@yahoo.com