•  |
  •  |

El 6 de noviembre de  2011 se expresó el poder la voluntad popular y favoreció de manera contundente al FSLN, nuestro pueblo reconoce con su voto la labor cristiana, socialista y solidaria que el Gobierno de Daniel Ortega Saavedra viene impulsando en todas las esferas de la vida nacional, es un espaldarazo rotundo a las políticas que se han promovido, eso no se presta a duda.

Nuestro pueblo es un pueblo noble y sabe reconocer a quienes están con él. Los programas educación y salud gratuita, hambre cero, usura cero, plan techo, calles para el pueblo, la solidaridad con los afectados por desastres naturales, entre otros programas deja más que demostrada el espíritu de servicio del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y de atención a los más pobres. “Por sus obras los conoceréis”,  dijo Jesús para darnos un criterio que nos ayude a distinguir entre los verdaderos y los falsos profetas… y eso es lo que este agradecidos pueblo ha distinguido.

Esta victoria contundente, el que no la asume es un necio, esta victoria deja sepultada la campaña patológica y recurrente de mentiras, la guerra de falacias y se constituye en un tapa la boca a los más recalcitrantes opositores del FSLN; en el mapa político actual, en Nicaragua, han desaparecidos minialianzas, y queda sobreviviendo  una oposición minoritaria, que en vez de estar tratando de desestabilizar, deberían estar reflexionando porque el pueblo les pasó la cuenta, esta victoria debe de llevar a contrarios y seudorevolucionarios a revisar sus posiciones y visiones y dejar la campaña de falsedades a un lado, el pueblo les dio la espalda, no asuman una actitud de recalcitrantes, de desinteligentes.  Martin Luther King, el luchador por los derechos civiles en los Estados Unidos dijo: “Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos.”

Hay voces de extranjero que  cuestionan los resultados electorales, es injerencismo a ultranza; hay veces se mira la paja en el ojo ajeno y no se ve la gran viga en el ojo propio´.

Esta apabullante victoria nos compromete con nuestro pueblo, a profundizar las políticas que favorecen a los pobres, a trabajar con eficiencia y eficacia, a mejorar en todos los sentidos la calidad, a ser mejores, tenemos que asegurar desde ya la victoria de 2017,  continuar profundizando el modelo de participación y responsabilidad compartida, debemos continuar en la gran campaña solidaria por el bien común.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus