•  |
  •  |

La victoria del FSLN del 6 de noviembre de 2011, es una victoria compleja. Por un lado, las encuestas realizadas con anterioridad daban la mayoría de votos al FSLN; por  el otro lado, no había necesidad de provocar ninguna sombra de duda por parte del  FSLN de esa victoria.

¿Por qué, entonces se prefirió opacar la victoria del FSLN con acciones que demeritan  su actuación histórica?  ¿O es que se pretende convertir al FSLN en un partido  de militantes-gatos?
El gato es un animal que cuando realiza sus deposiciones tiene la buena costumbre de ocultarla y es ahí donde el partido FSLN no debe ser convertido en un partido de militantes gatos.

La moral es una y no dos. Cuando a alguien se le señala de doble moral, es porque sus  actuaciones están reñidas con la moral misma y debe revisar su actuación.

Cuidado con las afirmaciones
Una sola denuncia que pueda ser probada por parte de la oposición es una afrenta al FSLN. Si existen urnas donde  la población votante era de 400 y se comprueba que hay 600 votos a favor del FSLN. ¿Con qué cara vamos a demostrar semejante matemática electoral?

¿Cómo defender lo indefendible de que los militantes no sabían la necesaria presencia  de los observadores internacionales en las JRV? ¿Cómo podemos defender semejante  entuerto?

Si la oposición logra mantener sus afirmaciones y sus acusaciones, es el momento en que como dijo Daniel- no debemos ser soberbios, sino aceptar que en las elecciones del  2011 no hubo la transparencia necesaria. Entonces, ¿a quién le vamos a atribuir semejantes hechos? ¿A Halleslevens, a Lenin, al propio Daniel o a Bayardo, Tomás y Daniel juntos? ¿O a toda la militancia del FSLN?  Entonces, debemos tener cuidado con  las afirmaciones que estamos realizando en los medios de comunicación.

Aceptar los errores es de gente honesta
Si se sabía que el FSLN podía ganar de manera arrolladora, ¿por qué se involucró a militantes del FSLN en acciones reñidas con la Ley Electoral?
¿Temíamos no ganar? ¿O es que se nos está haciendo fácil realizar  acciones reñidas con la ley y la moral?

Si algunos y algunas militantes fueron involucrados en estas acciones reñidas con la ley   y que campantemente ahora les llamamos infiltrados, ¿cuál es la responsabilidad del  FSLN en las protestas electorales?

Actuar con transparencia y de acuerdo con la ley y la Constitución
El FSLN como partido debe velar porque sus actuaciones se realicen con transparencia y de acuerdo con la ley y la Constitución.
Si la consulta a la Corte Suprema de Justicia para que Daniel participara como candidato en esta elección nos coloca en una situación ambigua, imagínense lo que significa para el mundo afirmar que parte de las ganancias de las empresas del ALBA benefician al FSLN y que para reforzar el clientelismo político estamos usando los fondos del mismo para reforzar los  votos y aún más, no ponemos techo para gastos o financiamiento electoral.

Si las leyes de Nicaragua permiten la creación de empresas privadas con fondos y recursos del Estado, debemos ser muy cuidadosos en no colocar a parientes del mandatario en gerencias o en direcciones que más s tarde nos puede costar el prestigio  del partido. Es el momento en que deben revisarse todas estas actuaciones.

Tanto dentro del FSLN como fuera del FSLN; la actuación debe ser con transparencia y de acuerdo con la ley y la Constitución.

La Asamblea Nacional
Es de gente honrada ser respetuosa y es en el respeto donde se mide a la gente. Si efectivamente la oposición no logra probar las anomalías señaladas entonces, efectivamente, tendremos una asamblea nacional de sandinistas con invitados del PLC y  ojo con esto, porque si con la asamblea nacional anterior logramos poner el escudo psicodélico, ¿imagínense como pondremos a la nación?

Y si Daniel pudo imaginarse que había primer ministro o primera ministra ante el sector  privado, si que exista una ley para ello, ¿qué no podrá imaginarse, ahora, que le han  informado que cuenta con el 62% de los votos válidos?
El FSLN debe mantenerse fiel a sus principios y a su Programa Histórico y sobre todo, a  su ética y moral.

Si en las pasadas elecciones 2011 hubo errores, estos deben reconocerse y asumirse como parte de ese legado, de por esos muertos, nuestros muertos juramos defender la victoria.

El FSLN no debe ser jamás convertido en un partido de militantes gatos, en donde por mantener dizque una supuesta unidad, nos hacemos gatos, tratando de ocultar la realidad  y los errores que se han cometido, sólo de esa manera es que siempre podremos levantar  la cabeza con honradez y sabiduría, con orgullo de haber realizado y haber cumplido  nuestros deberes como militantes.  

*Guatemala de la Asunción.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus