•  |
  •  |

El estudio publicado por el PNUD de Nicaragua con el título: “Seguridad ciudadana en Nicaragua: Riesgos, Retos y Oportunidades” abarca una valoración cuantitativa del periodo 1998–2009, y algunas otras valoraciones cualitativas hasta 2010.

Los resultados de la investigación construida a partir de una amplia reflexión multisectorial constituyen una oportunidad para continuar el diálogo y emprender las acciones sostenibles, integrales e incluyentes que permitan preservar las ventajas comparativas de Nicaragua en medio de sus restricciones históricas y actuales y un contexto complejo global y cambiante.

Los hallazgos principales que identificamos son:
1. La inseguridad ciudadana en Nicaragua es más favorable que en el norte de Centroamérica, pero más alta que Costa Rica con desarrollo humano y estabilidad institucional mayor.
2. El incremento de la inseguridad ha sido menos acelerada que en el resto de Centroamérica por diversas causas culturales, sociales, históricas, económicas e institucionales.
3. Sin embargo en el país hay más delitos, se ha visto afectada la capacidad de respuesta institucional, existe mayor percepción de inseguridad y la confianza hacia instituciones de la seguridad y la justicia no deja de sufrir los efectos del problema.
4. Contribuyen al incremento de delincuencia, entre otros factores: la desocupación, la informalidad económica, la intolerancia, la desintegración familiar, el consumo de drogas y licor, la tenencia de armas de fuego, el desorden urbanístico y la globalización de la delincuencia.
5. La inseguridad es percibida por la población en segundo plano de importancia, debajo de los problemas socioeconómico, sin embargo. es creciente la tendencia por atribuirle mayor relevancia.
6. La percepción es mayor que los hechos que realmente ocurren, existe una brecha que está motivada entre otras cosas, por la confianza hacia las instituciones y el enfoque de los medios de comunicación social,
7. Los indicadores de inseguridad llegan a niveles bajos en 2000-2001 cuando se extinguen los últimos grupos alzados en armas y se logra el control total del territorio nacional. Entre 2004-2005  se reinicia un sostenido incremento que es menos acelerado que en el resto de la región.
8. Existe presencia creciente del crimen organizado sin que se asiente de manera generalizada en el país.  El narcotráfico internacional constituye un peligro creciente, la media de captura de cocaína pasó de dos mil kilos al inicio de la década, a diez mil al finalizar. Nicaragua ocupó en promedio 13% de la droga capturada en C.A., debajo de los volúmenes de Costa Rica y Panamá.
9. Los principales problemas de inseguridad según percepción social son robos, drogas, licor, VIF y pandillas.    
10. La inseguridad ciudadana no es homogénea en el territorio nacional, varía por género, generacional y condiciones socioeconómicas. Hay diversas inseguridades en el país.
11. Las instituciones de seguridad y justicia penal son congruentes, limitadas en su despliegue efectivo, desigual desarrollo, insuficientemente maduras pero con capacidad de coordinación y actuación.
12. Existe en el país capacidad de organización y participación social para la seguridad.
13. La confianza, credibilidad y comunicación social desde instituciones centrales y locales puede afectar la percepción de seguridad.
14. Se requieren datos y análisis interinstitucionales sobre magnitud y características de la inseguridad objetiva y subjetiva, políticas preventivas y de persecución diferenciadas desde lo local que articulen la capacidad proactiva y coercitiva del Estado.
15. Pueden identificarse nueve procesos  de éxito en el desarrollo histórico de la Policía en Nicaragua: policía comunitaria, abordaje de violencia juvenil, de VIFS, enfoque de género, planificación, registro estadístico, tratamiento de información operativa y relaciones públicas.
16. La tasa de victimización ha subido ligeramente, oscilando entre 14 y 17%, la cifra oscura (delitos no denunciados) se mantiene similar, entre 45–55%.  El riesgo a ser víctima de un delito cualquiera se ha incrementado en 2.5 veces.
17. Aproximadamente el 22% de población se relaciona directa e indirectamente con los delitos denunciados, ya sea como víctimas, detenidos o familiares.
18. Ha aumentado la proporción de mujeres víctimas y niñas de 13 años o menos. Las mujeres son más víctimas que victimarias siendo esta una tendencia de incremento relativo y absoluto. En promedio el 9% de las mujeres han sido víctimas de homicidio. La cantidad total de víctimas de cualquier delito ha aumentado en 6 puntos porcentuales.
19. Se ha incrementado la proporción de hombres detenidos y disminuye la de mujeres en 5.5 puntos porcentuales.
20. Ha aumentado la detención policial preventiva, el 16% llega al SPN, cerca del 20% tienen defensor en audiencia inicial. La detención policial y penitenciaria tienen falencias de infraestructura, higiene, personal, etc. Aumentó población penal penitenciaria durante el periodo estudiado. Se redujo la cantidad de reos detenidos sin condena siendo, a pesar de todo, junto al grado de hacinamiento, uno de los mejores de Centroamérica.

www.franciscobautista.com