•  |
  •  |

¿Y para quién jodido escribo yo si los chavalos no leen estas m?, se quejó Daniel Pulido, mientras mostraba unos mensajes en su celular donde aparecían medias palabras o simples letras sueltas.

Y pensé que una m tan grande como la comunicación a través de cel y de feis, puede aislarnos de por vida de la humanidad si no armonizamos con la laptop, la internet, el XP, los Ipod, el blog, la wiki…

De las visitas de los muchachos a mi muro recogí algún material que nos sirva de muestra del tema. Y descubrí que muchas palabras tienen el adecuado sonido de la pronunciación, aunque nos parezcan extrañas y misteriosas. Escribir, por ejemplo, T kiero kariño asta que la plona nos korra es fonéticamente correcto. Marta Berríos, escribió: “wnas noxes q sueñen kn ls angelitos : kuidnse amiguit@s”.

Verito Pravia, dice: “xq si manito uds van a djar sin miembros a los pobres q ygan a jugar... xD ...ya les dije a Puyol jubilenlo... xP”.

Y claro, dirán ustedes, muy acostumbrados a aplicar las normas de la academia, estas formas de escritura constituyen el laberinto de las palabras. Pero fíjense ustedes, si yo escribo queso y keso, me parece que esta última se escribió correctamente. Otros ejemplos de los muchachos: Gabriela Tellería, escribió: “wao!! feo blla tu publikcion tkm, grax x los sms stan linds!!...”. Johny Antony Hernández, escribió: “ loco!!! el hecho d q t manosíes con ayuda d 1na botella d pepsí d 1/2 lto y vaselina no sig q ests tniendo sexo!!!”.

La ciencia y la técnica nos traen nuevas formas de escritura y a ellas debemos acercarnos para no morir lejos del mundo. Y estas formas de escrituras en los celfeis, “mensajes a través de celulares y facebook”, me permiten revisar las formas de la enseñanza de la escuela primaria. Aún recuerdo aquellas formas esquizofrénicas e ininteligibles del uso de C que mi maestra repetía: ca, co, cu (ka, ko, ku), ce, ci (se, si). Esos cambios no lo entiende el niño de primer grado. Pero los niños decían ka, ke ki, ko, ku muy sabiamente. Así tendríamos: kasa, keso, kiso, kosa, kuna. Fonéticamente son correctas.

Así que una m tan grande como ahora la v Pulido en su cel, muy pronto será una m pequeña por la rapidez con que avanza la ciencia y la técnica en las comunicaciones. Por eso mismo, porque todo avanza con rapidez, los mensajes en las comunicaciones se ahorran letras y palabras, destruyen semáforos y reductores de velocidad para armonizar los nuevos tiempos. Fácil entender, por ejemplo, “ke l poeta Pulido es un av ke no csa en su eskritura y sus kuentos se vrán en el celfeis x + ke no kiera”.

Pronto, tendremos que acostumbrarnos a leer letras y signos en las nuevas formas de escritura en los blogs, el facebook, las wiki, los celulares y libros digitales y pantallas gigantes. En este laberinto de las palabras la tabla periódica vuelve a ponerse de moda en su lectura y escritura. Y los encargados del idioma tendrán mucho trabajo en los próximos años: a ti t pasa algo t knsko.

Telica, 01 de febrero, 2012.
* El autor es escritor y docente universitario.