•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¡Yo tengo dos heroínas!

De niño soñaba con héroes y  convertirme en uno, pero iba observando cómo sus actos eran sobreactuados; yo tengo dos heroínas, te comentaba, divididas por los años y cuestionadas por los días; una me canta, la otra me asombra; una me sugiere el quehacer ante la vida, la otra me advierte que hagamos frente a la muerte.

Dos heroínas fundidas en mi ser; una es tibia, la otra me va calentando y no cuestiono su valor de mujer, que ha hecho de mi un hombre. Porque la mujer hace al hombre y no al revés.

Congregadas en mi pecho me enseñan con el dedo cómo se dibuja un sueño; entonces mi amor es accesorio a sus sonrisas y sus palabras accesorias a mi amor.

Eso sí, no lo niego: a veces salgo agitado a las calles a intercambiar sus liderazgos por otras etiquetas que me ofrece el mercado, y regreso embrutecido, tan vacío y tan mundano, con resaca de dominio enredada entre mis manos.

En mi escala de valores he dado valor a quien lo vale y mi valor en sí mismo es un medio y mi fin lo que doy sin esperar nada a cambio.

Cuántas veces me quedé esperando al héroe entre los barrotes de mi ventana para liberar a un ángel manchado de pecas; entonces advertía en el roce de un beso femenil el crecimiento de un silencio hacia adentro, justo para romper.

En días de Semana Santa conocí a tantas niñas heridas por la espuma y manoseadas por el viento; en complicidad con las olas rebotaban y rompían el silencio hacia la orilla de un cuerpo engrandecido. Flor cultivada en ese cuerpo, fecundada en cuerpo ajeno y sembrada en nuevo.

¡Cuerpo para dotarnos de luz!

Los héroes son un mito del mercantilismo con sus falsos falos y sus músculos de plástico, acuchillando el aroma de las flores, marchitando la esencia de sus cabelleras rotas que ya calvas dormitan en el hospital o inaugurando desde su acomplejada ira el sepulcro de las mariposas.

La mujer transforma al hombre en hombre desde sus gladiolos, y él escala transfigurado hacia ese cielo de mujer.

¡Yo tengo dos heroínas!

* El autor es abogado y poeta.