•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Los medios de comunicación han acostumbrado a ciertos sectores sociales a escuchar lo que “halaga los oídos”.
Juan Pablo II

Analizando la programación de los medios de comunicación nacionales, en este caso la televisión, es muy notoria la diferencia de transmisión entre los canales 2, 4, 8 y 10; motivo por el cual, cada una de las transmisiones se enfoca en diferentes ámbitos. Por medio de un monitoreo sobre los contenidos televisivos y la teoría de las gratificaciones se comprobó la función e intención de los medios hacia sus audiencias.

Según la teoría de las gratificaciones, entre las razones de por qué las audiencias ven películas, telenovelas, series, está el hecho de que pretenden encontrar en cada una de estas propuestas una necesidad cognoscitiva, afectiva; otros recurren a ellas para escapar por un momento de su realidad social, económica, etc.

En el monitoreo sobre la programación de Canal 2, se pudo constatar que su programación está enfocada en las novelas y películas; esto nos demuestra que este canal se preocupa más en explotar lo afectivo y en que la audiencia escape de sus problemas o realidad social.

En este medio también se pudo observar que muy poco espacio existe para la parte informativa. El espacio que representa el noticiero y revista es casi simbólico frente a las películas, series y telenovelas. Esto revela que Canal 2 no se preocupa tanto por gratificar el nivel cognoscitivo en sus audiencias, sino por promover el nivel afectivo.

Otra situación ocurre en Canal 4, cuya programación se enfoca en telenovelas, talk shows y una carga especial de contenido deportivo. El resto de la programación es dedicada a su revista y a los noticieros de cada día. Entonces, ¿qué pretende este canal meramente simpatizante al gobierno si su programación es utilizada para entretener a su audiencia?, ¿por qué este medio ahora apela tanto a lo afectivo con una nueva programación enlatada cuando anteriormente su programación estaba cargada de largos discursos y cadenas presidenciales?

Un mismo panorama se observa en Canal 8, con la salvedad que este medio es el que tiene más frecuencia nacional. Al parecer su oferta tiene como propósito fomentar en sus revistas no solo lo afectivo sino también por lo cognoscitivo.

Canal 10 es también otro canal que trabaja las emociones de su audiencia, ya que casi toda su programación obra en novelas, talk shows, series, programas infantiles y juveniles; incluso los noticieros que presenta son meramente de nota roja. En este canal se puede percibir que no dan a su audiencia información educativa o veraz, que de verdad informe con precisión qué es lo que esta pasando en la sociedad.

Pero, ¿por qué los medios de comunicación le dan tanto interés a lo afectivo?, ¿por qué solo quieren poseer una audiencia pasiva?, ¿qué logran con ello?... Según Sartori, la televisión no nos deja pensar, pues ella nos está dando todo mediante la imagen, que se considera como una verdad.

La cultura de masas es lo que nos están ofreciendo los medios de comunicación; esta “cultura” que crea innumerables efectos notorios en las clases populares; esta “cultura” que nos ha hecho excluir las interacciones sociales y nuestra capacidad de crítica; esta “cultura” que ha logrado que nos convirtamos en una sociedad irracional.

Y, si pareciera poco, la televisión nos idiotiza. Nos inutiliza las neuronas. Hace que pasemos largas horas estancadas en la televisión, viendo programas no instructivos, pero que, al verlos, son parte de nuestra cultura, ya que desde muy niños nos forman con ese tipo de entretenimiento que, a la misma vez, nos hace dejar a un lado lo que de verdad nos instruye, como los libros.

Entonces, ¿qué tipo de conocimientos tendrán esas personas que pasan más de siete horas viendo televisión, e incluso, con esas personas que se despiertan y se duermen viendo esa “cajita que idiotiza”? Este análisis también sugiere que a través de los medios televisivos estamos siendo colonizados por cadenas televisivas internacionales: Televisa, TV Globo, Telemundo, las cuales compiten por el rating.

* Estudiante de Comunicación y Relaciones Públicas, UCC