•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El “gobierno de facto” se muestra incapaz para hacerle frente al tema del INSS. Culpan al FMI por las “desventuradas reformas”, cuando fue el mismo INSS quién presentó al FMI las tortuosas reformas. Pero, ¿cuáles han sido los grandes males del INSS?

Con el Sistema Único de Salud en la década de los 80, sepultaron al INSS. A inicios de los 90, el INSS tenía en cero sus Reservas Técnicas. Con más de 40 años de su fundación, el INSS fue desmantelado por el “gobierno revolucionario”, de todas sus instalaciones hospitalarias y en estado de quiebra absoluta.

El Gobierno Central y las alcaldías municipales le fueron escamoteando el pago de cotizaciones, hasta convertirse en una cuantiosa deuda impagable. El actual presidente del BCN no dio la cara para esclarecer los saldos con el INSS.

Las fracasadas administraciones del INSS, manosearon los ahorros de sus cotizantes y no han cuidado con el debido celo, los cuantiosos recursos que recaudan. La administración actual duplicó la planilla con aumentos salariales para darle paso a personal partidarizado. Estamos en mayo del 2012 y todavía no presentan los estados financieros de 2011 en su página web.

Sus fuerzas de choque en el FNT la agarran en contra del FMI, y no reconocen que tal Proyecto de Reformas fue presentado al FMI por las autoridades del INSS.

Es totalmente necesaria una reforma en el INSS. Pero no la que pretenden hacer estos “nuevos bárbaros” y la política de asistencia social de este gobierno fraudulento.

Claro que es necesario disponer de una administración confiable, apartidaría, independiente y capaz, que vele eficientemente por los ahorros de sus cotizantes.

Claro que es necesario que en el Presupuesto General de la República se debe incluir una partida para pagarle la cuantiosa deuda del Estado al INSS.

Claro que es necesario de una Reforma Integral al INSS en sus aspectos jurídicos, eliminando todo tipo de carga indebida. Si el Gobierno Central desea otorgar determinada “asistencia social”, lo debe hacer con sus propios recursos y no con fondos ajenos.

Claro que el FMI tiene razón en su preocupación por el INSS, lo que es una vergüenza nacional, precisamente para recomponer un sistema corrupto, partidista, al que le vienen usurpando de miles de maneras los ahorros de sus cotizantes.

Pero la incapacidad de este gobierno y de sus principales funcionarios, únicamente estarán listos para hacer parches, eludir responsabilidades y engañar al pueblo nicaragüense. Igual como hicieron con el portentoso fraude de las dos últimas elecciones. Y lo seguirán haciendo, ya que están dispuestos (“hagamos lo que tengamos que hacer… digan lo que digan…”).

Yo reto al Gobierno Central que proceda con las Reformas al INSS, tal como han sido presentadas por la misma institución. Lo reto que las presente a la Asamblea Nacional con carácter de urgencia y que su aplanadora fraudulenta las apruebe ipso facto.

* Egresado fundador de la UCA