• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Es importante mencionar la importantísima necesidad que tenemos en conocer los principales elementos de nuestras leyes fiscales y tributarias, cuando aún como personas naturales desconocemos cómo realizar el cálculo para determinar el pago de IR sobre nuestros salarios, quienes estamos obligados a pagar impuestos, ya no se diga las empresas con personería jurídica, cuando realizan compras que no hacen las retenciones conforme lo estipulado en las leyes fiscales.

Si evaluamos dentro de las empresas, cuantos contadores y auxiliares realizan registros contables sin un pleno conocimiento de la aplicación de las leyes tributarias, nos asustaríamos determinar un porcentaje, dentro de todas las revisiones que la Administración de Renta realiza en las empresa, podríamos afirmar que un 90.0% son reparadas o ajustadas con cantidades extraordinarias, ya que además estas revisiones se hacen después que han transcurrido dos o tres años a veces cerca del cuarto año de prescripción y un ajuste significativo que el contribuyente no puede asumir, lamentándose ya que se adiciona en el cálculo multas y mantenimiento de valor y la DGI ¡no perdona!. Todo mundo se asusta con la llegada de una revisión fiscal o de otra institución. Hace unos días aparece un tema denominado “Evasión Fiscal deja perdidas millonarias en Nicaragua”, este caso tiene un análisis macroeconómico pero que viéndolo a otro nivel, muchos industriales y comerciantes minoristas y mayoristas, buscan la forma de establecer vías para un ahorro tributario, en vez de decir evaden ciertos impuestos sin pleno conocimiento por la falta de una buena educación tributaria, que a lo mejor sería conveniente y beneficioso.

Qué podemos hacer, cómo establecer un proyecto de educación tributaria a los especialistas financieros, cuando desconocen desde lo más elemental, los atrasos de los registros contables, que señala el Código Tributario en su artículo 103, Deberes formales y responsabilidades de los contribuyentes y responsables recaudadores; estoy seguro que la mayoría no conoce estos deberes y recaen en irregularidades, ya no se diga los gastos que se aplican contablemente como deducibles y los no deducibles, artículos 12 y 17 de la Ley de Equidad Fiscal.

Posiblemente que la respuesta la debe dar el Estado, de contribuir con los contribuyentes en la aplicación y formulación correcta de las leyes, propiciar el uso de los libros de estudios que dictan las leyes y reformas vigentes, así como a los empresarios que brinden la oportunidad a sus contadores y analistas al estudio de la materia fiscal como herramienta básica contable.

*Director Financiero

alfredo.castano@baezcortesyasociados.com