•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los principales derechos humanos son:

Derecho a la vida, Derecho a la paz, Derecho a la dignidad, integridad y honor individual, Derecho a un trabajo, Derecho a una vivienda, Derecho a una propiedad para trabajarla, Derecho al comercio, Derecho a tener o no una religión, Derecho a saber la verdad, Derecho a la Justicia, Derecho a la defensa, Derecho a leer y ver noticias objetivas, Derecho a tener gobiernos que defiendan a todos sus gobernados con especial énfasis a los más desprotegidos; Derecho a la seguridad jurídica y social, Derecho a optar mejorar su situación económica bajo reglas que respeten la moral, las buenas costumbres y la legalidad vigente, Derecho a la no discriminación de forma absoluta, Derecho a ser feliz. Etcétera. (Hay miles más).

¿Quiénes están obligados a defenderlos?:

Los estados (gobiernos). Los coloco de primero por ser estos quienes emiten las leyes y aprueban los tratados y convenios internacionales donde se establecen de forma taxativa esos derechos. Estos estados se obligan a integrar dentro de sus normas internas esos derechos, o bien establecer legalmente la vigencia interna con carácter de primer orden las normas contenidas en esas convenciones o tratados. La defensa de esos derechos a los que se obliga el Estado no es únicamente frente a sus propias Instituciones, claro está deben de ser un ejemplo de respeto a esos derechos elementales del ser humano. La defensa de esos derechos es contra todo el que trate o viole esos derechos fundamentales y, pueden ser: Personas individuales en su calidad personal o en calidad de dueño de negocio o empresa; personas jurídicas en su calidad de sociedades empresariales, club sociales o no gubernamentales que administran servicios públicos o brinden servicios sociales a la comunidad y frente a organizaciones que se organizan exclusivamente para defender estos derechos humanos, sean de carácter públicas o privadas, nacional e internacional.

Las personas jurídicas. En estos casos por ser estas instituciones una ficción jurídica, la responsabilidad recae en su Junta General de accionistas como máxima autoridad y su junta directiva, ellos están obligados además de no violar los derechos humanos de sus colaboradores y que repercuta bajo responsabilidad de su representada, además están obligados a defender cualquier intento o violación de los mismos ante cualquier acto interno de la empresa y en la comunidad donde se relaciona su empresa o tenga injerencia.

Las asociaciones de derechos humanos públicas o privadas. Estas deben de defender los derechos humanos en sus mismas instituciones, en las organizaciones estatales, en las personas jurídicas públicas, civiles y comerciales y ante las personas individuales.

Las personas individuales. Nosotros debemos defender los derechos humanos frente al Estado, frente a las personas Jurídicas, públicas, civiles y comerciales y, frente a nosotros mismos. Todos ante cualquier violación contra cualquier persona.

No podemos defender derechos humanos solo ante el Estado y encubrir las violaciones de las personas individuales o personas jurídicas, sean estas públicas, civiles o comerciales. El daño de la violación es el mismo venga de donde venga, y cualquiera sea este Estado, persona jurídica civil o comercial y persona individual, no puede violar el Derecho a la vida. Derecho a la paz. Derecho a la dignidad, integridad y honor individual. Derecho a un trabajo. Derecho a una vivienda. Derecho a una propiedad para trabajarla. Derecho al comercio. Derecho a tener o no una religión. Derecho a saber la verdad. Derecho a la justicia. Derecho a la defensa. Derecho a leer y ver noticias objetivas. Derecho a tener gobiernos que defiendan a todos sus gobernados, con especial énfasis a los más desprotegidos. Derecho a la seguridad jurídica y social. Derecho a optar por mejorar su situación económica bajo reglas que respeten la moral, las buenas costumbres y la legalidad vigente. Derecho a la no discriminación de forma absoluta. Derecho a ser feliz.

No defendamos derechos humanos violando con nuestra defensa otros derechos humanos; defendamos los derechos humanos sin apasionamiento político, ideológico, religioso y sin rencor.

* Abogado corporativo.