•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Waiver, palabra relacionada con reclamo o derecho. El diccionario inglés lo define como renunciar a; waiver por tanto es el derecho de renunciar a una Ley, o un reclamo. Por considerar el tema de mucha importancia para nuestro país, quisiera abordar con detenimiento la razón del famoso waiver, su origen, significado y aplicación.

La Enmienda Hickenlooper Sección 620e 1 de la Ley de Ayuda Extranjera de 1961, de Estados Unidos exige que el presidente de este país “suspenda la ayuda al Gobierno de cualquier país que esté siendo beneficiado por ella, cuando el Gobierno de dicho país ha nacionalizado o expropiado o secuestrado la posesión o el control de propiedad que pertenezca a cualquier ciudadano estadounidense o a cualquier corporación de la cual el 50% sea propiedad de un ciudadano norteamericano…. Y si este país dentro de un periodo razonable (no mayor de 6 meses) deja de tomar acciones apropiadas para cumplir con sus obligaciones, según el Derecho Internacional, dicha suspensión continuará hasta que el Presidente esté satisfecho con lo indicado y no se puede renunciar a lo dispuesto en esta subsección con respecto a ningún país, a menos que el Presidente determine y certifique que tal renuncia es importante al interés nacional de USA”.

De ahí que la administración que preside el señor Barack Obama está facultada por esta Ley para suspender la ayuda económica que su Gobierno facilita a nuestro Gobierno.

Que hayan agregado el asunto de la transparencia y otras recomendaciones de tipo electoral no quiere decir que si no se aplica la enmienda, se pueda aplicar lo otro. No creo, en lo personal, que existan o se puedan dar dos tipos de waiver. Estados Unidos es una nación que se caracteriza por aplicar la Constitución, en primer lugar, y se rigen por el Common Law (Derecho común). Pero las Enmiendas son importantísimas.

La aprobación de la renuncia, o el waiver como legalmente se le conoce, es probable por las razones siguientes:

Se ha otorgado después de cinco años de este Gobierno. Hay declaraciones en Washington por parte de personas no afines al Gobierno de que no hay problema alguno en negociar con el presidente Daniel Ortega. Organismos de la Banca Mundial como el BID, FMI y otras instituciones rectoras de la política económica en el mundo occidental han aprobado, y con muy buenas calificaciones, la política económica de Nicaragua. No hay imposición específica de casos de confiscados a indemnizar cada año. El actual gobierno ha aprobado y resuelto casos de ciudadanos nicaragüenses-estadounidenses todos los años (2007-2012).

El Presidente de Amcham señaló el número de casos resueltos, y dijo que de acuerdo con estos datos, solamente están pendientes 193 casos por resolver, de los 440 que totalizaban las cifras proporcionadas.

Las razones expuestas hacen indicar que el Presidente de los Estados Unidos tiene todo en sus manos para determinar –vía certificación- que por ser de interés nacional renuncia a aplicar la suspensión que la Enmienda le obliga hacer por Ley.

Comentarios de tintes políticos no aplican, porque está certificación, conocida como waiver está relacionada intrínsecamente a la propiedad privada y al derecho internacional que debe proteger a los ciudadanos norteamericanos, lo cual de una u otra manera debe o debería existir en todos los países del mundo.

Todo lo que se hable y diga al respecto del waiver de la propiedad no será más que especulaciones. Por ser este privilegio exclusivo del Presidente de Estados Unidos, quien tiene además demasiados problemas con su reelección como para agregar otro.

En mi opinión, no creo que el presidente Barack Obama, con la sabiduría y sensibilidad social que lo caracteriza, vaya a suspender tan vital ayuda, sabiendo que será el pueblo de Nicaragua el que sufrirá las consecuencias.

Acastell46@yahoo.com