Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

“Malandrines, hideputas, cobardes, almas de cántaro…”

Don Quijote de la Mancha.

Don Quijote de la Mancha es indudablemente la obra cumbre de la literatura de nuestra lengua y una de las creaciones cimeras de la cultura universal. En esta obra, Don Quijote hace uso frecuente de palabras consideradas soeces por quienes creen que el lenguaje es un simple código de significantes formales. Vacío de significados.

Miguel de Cervantes, un genio obsesionado por darle al lenguaje un sentido de realidad, puso conscientemente en boca de su personaje estas palabras. Porque consideraba que eran las más adecuadas para representar los actos que contradecían el ideal justiciero que encarna Don Quijote.

Soeces son los actos, no las palabras que los representan.

Soez es la sistemática y cínica violación de la Convención de Viena que Eva Zettemberg ha venido realizando en el ejercicio de sus funciones.

Soez es su constante violación de las normas del derecho internacional y de nuestro ordenamiento constitucional. Soez es su irrespeto por nuestra soberanía y autodeterminación nacional.

Soez es la carencia de ética de quienes se manifiestan dispuestos a traficar con nuestra soberanía y autodeterminación nacional, a cambio del dinero que les ha entregado Eva Zettemberg.