•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Según el Órgano Judicial de Costa Rica (31/5/2012), por primera vez desde 2005 el país observó (2011) reducción de la tasa de homicidios, ubicándose como el único de Centroamérica con resultados cercanos a 10 homicidios por 100 mil habitantes: 10.3. Se encuentra en el límite por encima del cual el problema se considera de carácter epidémico según la Organización Mundial de la Salud. En 2010 los homicidios en Costa Rica llegaron a su nivel mas alto de 11.5 x 100 mil hab. Bajaron de 527 victimas (2010) a 474, una reducción del 11% (53 menos).

Nicaragua registró una tasa de homicidios de 13 x 100 mil habitantes en 2011, bajando de 14 (2010), la más alta de la última década. La reducción fue 7%, pasó de 826 a 761 (65 menos).

Es esperanzador para Centroamérica que Nicaragua y Costa Rica experimentaron el pasado año disminución de muertes provocadas por la delincuencia y El Salvador observa a partir de marzo de 2012 la sorprendente reducción a menos de la mitad debido a la tregua entre las dos pandillas delictivas organizadas del país.

Costa Rica al iniciar el dos mil registraba tasas de homicidios de 6 x 100 mil habitantes Nicaragua en los mismos años, al concluir la violencia provocada por los grupos de rearmados que asolaron amplias zonas rurales y montañosas del país durante los noventa, conoció las mas bajas de los últimos veinte años, cercanas a 10 x 100 mil habitantes (2000 – 2002).

De conformidad con informes oficiales del vecino país del Sur, el robo es la causa principal de los homicidios dolosos, casi la mitad fueron perpetrados con la intención de obtener dinero u objetos de valor. De las 474 víctimas, 378 (80%) eran costarricenses, 55 (12%) nicaragüenses (hace diez años no llegaban a 20) y 14 (3%) colombianos (hace diez años no excedían de 2). En el 63% de los casos utilizaron armas de fuego. Este porcentaje es un poco mayor al conocido hace cinco años cuando no pasaba del 58%. Similar es la situación valorada en Nicaragua. El 59% de los homicidios se registraron en San José (36%) y Limón (23%) en el Caribe costarricense. En Managua se estima que ocurren el 30% de los casos de Nicaragua.

El sistema de justicia penal costarricense resolvió el 89% de los casos, fueron imputados 423 personas por estos delitos ante las autoridades respectivas. El 83% de los acusados eran costarricenses y 13% nicaragüenses (incrementó el doble durante la década). Es posible interpretar, aunque carecemos de información suficiente para afirmarlo, dado que hubo igual cantidad de víctimas e imputados nicaragüenses, que exista relación directa, posiblemente como personas conocidas y no relacionadas al crimen organizada que suele involucrar a más de uno como autor.

Según el censo poblacional de Costa Rica, en el 2000 había 226,374 nicaragüenses (6% de la población), representaban el 76% de los migrantes. El Censo Nacional de Población y Vivienda (C. Rica, 2011), registró 287,766 nicaragüenses (6.7% de la población), el 75% de los migrantes que allí residen. Durante los 11 años transcurridos la población de nicas se incrementó en 27%. El aumento de las víctimas e imputados por homicidios en el periodo ha sido mucho mayor que el incremento de la población procedente de Nicaragua (al menos según los censos oficiales).

Alerto sobre lo siguiente: el riesgo de un nicaragüense de ser víctima de homicidio en Costa Rica es mayor que en Nicaragua, y es casi el doble con respecto a la población costarricense en general dentro de ese país. La tasa de homicidios de nicaragüenses en 2011 fue de 19 x 100 mil habitantes, y de la población costarricense de 10. Es recomendable valorar las causas por las que aumentan los compatriotas como víctimas y victimarios en homicidios y delitos en general.

* Especialista en Seguridad Pública