•  |
  •  |

En buen momento ya está disponible la Constitución Política de Nicaragua traducida al idioma inglés. Esto representa un aporte de calidad que será de utilidad para abogados, asesores, estudiantes universitarios, igualmente la misma podrá atraer inversionistas, particularmente ahora que se habla de la construcción del canal. Para desarrollarnos tenemos que mirar hacia afuera y facilitar la comunicación.

La traducción es un arte y una ciencia que requiere de amplios conocimientos especializados. La traducción de nuestra Carta Magna no es una traducción literal, sino más bien idiomática. Esto significa que cualquier angloparlante o persona que entienda inglés la podrá leer y entender con facilidad.

En muchas ocasiones he leído folletos (brochures) y páginas Web escritas en inglés, pero que no se entiende el texto, ya que la sintaxis del idioma inglés difiere de la sintaxis del español.

Un cliente potencial pierde interés al leer algo que no está bien escrito, y por ende, se pierde la credibilidad. El arte de la traducción radica en transmitir el mismo sentido o significado del documento original al lector en el idioma de llegada o recepción, en este caso el inglés.

El extranjero que abra y lea dicho libro inmediatamente podrá comprender los conceptos, las definiciones y la intención de nuestros legisladores. Por otro lado, esta obra contiene las últimas reformas incorporadas hasta el presente año y verificadas en la biblioteca de la Asamblea Nacional.

He traducido muchas preguntas de carácter legal que han formulado extranjeros antes de tomar una decisión con respecto a propiedades y negocios. Algunas de las respuestas están en la Constitución. Eso me motivó a realizar esta traducción, la cual fue revisada por el abogado, traductor y profesor de inglés, Alfredo Díaz Vílchez.

La Carta Magna constituye el marco de referencia jurídica de cualquier país, al mismo tiempo representa lo que lo somos o aspiramos a ser. Para los inversionistas potenciales y asesores jurídicos, esta obra representa un instrumento de trabajo para tomar decisiones. La Constitución en inglés es nuestra carta de presentación más allá del mundo hispanoamericano, en la aldea global.

En fin, esta publicación también es de utilidad para organismos internacionales y otros profesionales que atienden a clientes extranjeros. Dicha obra ya puede obtenerse en Hispamer, Nemusa, Bitecsa, Editorial Jurídica y en Granada. Asimismo, para cualquier consulta puede dirigirse a su servidor.

 

* Profesor y traductor

Rolando2@fulbrightmail.org