•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Entre los numerosos artículos dedicados a la universidad nicaragüense en los últimos meses en El Nuevo Diario, para mi gusto como investigador de la universidad como objeto de estudio, sobresalen dos dedicados al tema de la Investigación Universitaria, estos son: Universidad e Investigación del académico y filósofo de la Upoli, doctor Erwin Silva publicado el 4 de junio pasado, e Investigación y su relación con el Currículo, del doctor Manuel Rojas Aráuz, Vicerrector de Investigación de la UCC, publicado el 15 de junio.

En su artículo el maestro Silva, parte de una consideración que no permite dobleces, ni extrañas interpretaciones. Él afirma que “la razón fundamental de la universidad nicaragüense es la investigación científica”. Contrario a esto, supongo yo, es lo que dirían los rectores de nuestras universidades públicas, respecto a la función de la enseñanza, si es que del análisis de los modelos académicos de estas instituciones, pudiésemos derivar sus posiciones y autoconceptos acerca de las identidades institucionales de nuestras casas de estudio.

Pero Silva además nos entrega un amplio menú sobre los temas que debieran investigar nuestras universidades. Escribe: “Problemas tales como la pobreza extrema, la dependencia económica y tecnológica, el narcotráfico, el crimen organizado, la trata de personas, la corrupción, las pandillas, la violencia intrafamiliar, el trabajo infantil, la desnutrición, la degradación ambiental, (…) la comprensión intercultural, la cooperación externa, el comercio interregional y extra-regional, las alternativas energéticas ecológicas, la seguridad ciudadana, la seguridad alimentaria y la calidad de la educación, son algunos de los retos de los estudios científicos que deben emprenderse en breve, so pena de que las universidades se retrasen tanto que las alcance el pasado”.

Resulta gratificante que un Vicerrector de Investigación de una universidad privada escriba sobre curriculum, y más aún, que lo haga indagando sobre la conexión entre investigación y currículo. Lo normal es que cada Vicerrector, desde su zona de responsabilidad, se atrinchere dedicándose a lo suyo, sin importar lo que pase en los territorios funcionales contiguos, fracturando, desarticulando y afectando, como es obvio, el equilibrio y sistematicidad del complejo funcional universitario.

Precisamente el profesor Rojas Aráuz parte de evidenciar la separación existente entre Docencia, Investigación y Proyección Social, “las cuales –dice– son desarrolladas como entes muy distanciados y cada uno ha generado sus propios procesos, provocando la desintegración del trabajo formativo”. ¡Qué bien!, Bienvenido doctor Rojas a la lucha por la articulación de la universidad y del Sistema Educativo nicaragüense.

Respecto al tema específico de la relación entre investigación y currículo, el doctor Rojas propone “la necesidad de entender la investigación como un proceso integrado al currículo, el cual debe desarrollarse en la medida en que la formación es una acción formativa investigada e investigativa” (…) “Si la docencia –agrega- se sigue ejerciendo en la universidad divorciada de la investigación, y esta distanciada de la proyección social, se seguirá desarrollando una investigación escuálida y alejada de la solución a los problemas estructurales del país”.

La investigación universitaria, tanto sus procesos como sus resultados, por darse en la institución que se da, es mucho más compleja que la simple relación, cara a cara, entre problema de investigación versus proceso investigativo, que es el ámbito de actuación de los centros de investigación privados o gubernamentales cuya orientación es la investigación aplicada.

La investigación universitaria, conjuntamente con ofrecer al Gobierno, empresas, comunidades y sociedad en general, los conocimientos y la información necesaria para la reconstrucción y el desarrollo nacional, participa sustantiva y decisivamente de la función educativa, que es la función fundamental de toda institución de educación superior, creando en el interior de las mismas, las condiciones para el surgimiento, y desarrollo del espíritu científico-investigativo en las comunidades universitarias y la forja de nuevas generaciones de científicos, investigadores e ingenieros, sin los cuales, ningún desarrollo es posible.

* Profesor

migueldecastilla68@hotmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus