•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A partir de este mes Nicaragua ocupa la presidencia pro témpore, PPT, del Sistema de Integración Centroamericana, SICA. Una excelente oportunidad para que Nicaragua se destaque en el grado de aportación histórica que puede heredar a este organismo regional.

Existen temas muy importantes dentro de la agenda regional, a los cuales se les vienen dando seguimiento y procurando su avance desde hace varios años.

Podríamos destacar algunos como regulaciones aduaneras, la lucha contra el crimen organizado internacional, la ratificación del Acuerdo de asociación con Europa y muchos otros más.

Pero existen temas mayores, que realmente constituyen un reto y desafío no solo para toda la región, sino para el mismo SICA, que a través de nuestra diplomacia multilateral y en base a nuestra agenda de política exterior, se puedan convertir en metas y logros históricos y ejemplares para el resto de países del área, alcanzados precisamente por el empeño que Nicaragua le imprima; pues no es secreto para nadie que el Sistema de Integración de Centroamérica esta más que dividido y desintegrado.

Un ejemplo de esto es la falta de presencia de todos los países centroamericanos en la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ. Panamá, Costa Rica y Guatemala no han incorporado a sus magistrados. Apenas Guatemala ha anunciado que los está escogiendo.

Lo anterior es sumamente importante, pues las diferencias en la zona del Río San Juan entre Nicaragua y Costa Rica, más que generar simpatías a sus gobernantes en sus propios países, ha profundizado la apatía entre los ciudadanos y gobiernos de ambas naciones.

Son dos países que se enfrentan en la Corte Internacional de Justicia, CIJ, en La Haya. La actitud de Costa Rica de no enviar hasta ahora a un embajador a nuestro país, se suma a su actitud violenta y dañina (aunque soberana) al construir una carretera en su territorio, a lo largo de nuestro río, provocando daños irreversibles a este y al ecosistema de la zona.

El fallo de la CCJ en contra de Costa Rica por los daños ocasionados por la carretera, provocó la actitud de Costa Rica de no aceptar el fallo por no estar suscrita, y la contradicción que se discute entre juristas es, si la CCJ tiene o no jurisdicción en el caso.

En un inicio los medios anunciaron que Costa Rica no asistirá ni participará en las diversas reuniones y actividades del SICA, mientras Nicaragua tuviese la presidencia pro témpore.

Por otro lado, la pretensión de construcción de un Canal Interoceánico en Nicaragua, más que una ampliación de capacidades regionales ha generado reacciones adversas en Panamá.

Le corresponde a Nicaragua, en el marco de su política exterior, la elaboración e implementación de una estrategia que logré la verdadera integración regional y la consolidación del SICA y todos sus órganos. Que demuestre lo contrario a toda posición hostil e irracional en contra de los intereses de los pueblos de la región.

La voluntad de paz, de amistad y las acciones en pro de ellas, nuestra visión de futuro como país y en aras del desarrollo regional en un mundo de competitividad egoísta global, y sobre todo, en crisis, son parte de la base de acción de nuestra política exterior. Por eso, sin olvidar los temas existentes y ya encaminados en el SICA, le corresponde al GRUN aportar de manera histórica las verdaderas iniciativas que integren más a una zona fragmentada.

* Msc. Presidente del Centro Regional de Estudios Internacionales, CREI