•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Recientemente, el señor Manuel Aragón, primero mediante una entrevista en El Nuevo Diario y después mediante una reciente conferencia en el Teatro Nacional Rubén Darío, tocó dos aspectos de la obra dariana que al parecer se consideran tabúes por algunos dariístas: Racismo y Anti-obrerismo.

El artículo La raza de Cham, publicado en Parisiana en 1907, y el artículo Dinamita, publicado en La Tribuna, Buenos Aires, el 27 de noviembre de 1893, y no en El Tiempo como equivocadamente señala el vasto conocedor de la obra dariana Jorge Eduardo Arellano (END 14 de julio 2012) son dos artículos que abren la controversia.

Es válido el señalamiento del señor Aragón en cuanto al contenido racista del artículo La raza de Cham; y a propósito: no es el primero en tocar el tema segregacionista, es decir racista, en el contenido en dicho artículo.

En un memorable artículo escrito por Erick Aguirre (y digo memorable porque es uno de los más completos que he leído al respecto y que titula: Segregacionismo dariano (END, 20 abril 2002) hace un análisis detallado del artículo La raza de Cham; por lo tanto, cualquier abordaje o análisis que se haga sobre este tema, no quedará más que repetir lo antes dicho por Aguirre, pero en esta ocasión se hace necesario rememorarlo.

No podemos, por mucho que profesemos un culto a Darío, dejar de reconocer el carácter racista y agrio con que Darío escribe La raza de Cham; lo que sí es un error es juzgar la obra de Darío en su universalidad como racista. No es necesario un artículo segregacionista para juzgar a una persona como racista, basta una sola palabra. Recordemos cuando Vicente Fox, siendo presidente de México afirmó que los migrantes mexicanos en Estados Unidos estaban realizando trabajos que ni los negros querían hacer. Inmediatamente se le acusó de racista y tuvo que pedir disculpas al reverendo Jesse Jackson.

Si Darío escribiera en estos tiempos La raza de Cham estaría siendo acusado en la CPDH por racista. Recordemos que a finales de la primera década del siglo XX estaban fluyendo en Francia noticias sobre la rebelión de los negros haitianos en contra de los blancos que habitaban la isla. Darío escribe: “La macacada está furiosa; los pocos blancos que hay en la isla ven con temor la agitación de los naturales. Saben que una insurrección de color es terrible para los europeos. En el negro, danzante, tristón, jovial, pintoresco, carnavalesco, surge con el fuego de la cólera y el movimiento de la revuelta el antepasado antropopíteco, el caníbal de África, la fiera obscura de las selvas calientes”.

Darío yerra en este artículo no solo al ignorar que los naturales indígenas de Haití ya habían sido exterminados en su totalidad desde 1540, y la población negra que para ese tiempo habitaba la isla eran esclavos foráneos utilizados para las plantaciones de caña llevados desde África por los franceses; sino también al escribir con apasionamiento racista e ignorar las crueldades con que eran tratados los negros esclavos por los Leclerc y los Rochambeau que en una década exterminaron a más de 100 mil esclavos y libertos haitianos.

A medida que se profundiza en la lectura de La raza de Cham, nos vamos dando cuenta que Darío simpatiza con teorías racistas como las referidas por el argentino Damián Lan, y con las del Brasileño Roxo. Darío escribe: “Entre otras cosas consoladoras, acabo de leer este resumen de una sabia Memoria del Doctor Roxo, brasileño, sobre las perturbaciones mentales de los negros en el Brasil: después de haber estudiado en todos sus pormenores las perturbaciones mentales en los negros, resulta que es un hecho probado que la raza negra es inferior: en la evolución natural es retardataria, y mientras el cerebro de los negros no entre en un periodo de actividad creciente, será una utopía la nivelación de las razas”.

Para cualquier lector de mediana comprensión no hay duda acerca del contenido racista de La raza de Cham, sin duda alguna un terremoto mental de nuestro insigne poeta. Cualquier otra cosa es puro apasionamiento y visión monocular de la obra dariana.

* Médico

dr_amaya2006@hotmail.com