•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En septiembre de 1921, con motivo del centenario de la Independencia centroamericana, se realizó en la ciudad de Guatemala el primer festival olímpico del área. Atletas chapines, cuscatlecos, catrachos y ticos compitieron en diversos deportes.

Se ignoran sus resultados, excepto que El Salvador se comprometió a convocar la segunda edición dos años después. Al fin, Costa Rica -gobernada por don Ricardo Jiménez- asumió ser el país anfitrión. Desafortunadamente, sólo participaron atletas de la Zona del Canal, otros tantos costarricenses y por Nicaragua su primera Selección Nacional de Béisbol.

Era una selección improvisada, pero selección al fin, pues sus integrantes procedían de Managua, Masaya, Granada y Chinandega. El béisbol de la costa Caribe todavía no se había integrado al del Pacífico. Tex Ramírez -promotor deportivo- fue el mánager. Salieron en tren de Managua hacia Corinto el 19 de diciembre de 1924 y llegaron a San José -tras no pocas peripecias por mar, tierra y de nuevo ferrocarril- el propio día de la inauguración de las olimpiadas el 30 a las 8 de la mañana. En la historia de los primeros 60 años del béisbol nicaragüense refiero todas las experiencias de ese viaje y de esa competencia en que Nicaragua impuso su habilidad beisbolera.

Tres fueron los juegos ganados: dos a la Selección de la Zona del Canal, 7 a 2 y 6 a 3; y uno a Costa Rica: 6 a 1. Los dos primeros tuvieron lugar el jueves 1 y el viernes 2 de enero de 1925; el tercero, el domingo 4. Ese partido lo dedicó el team nicaragüense al presidente de Costa Rica don Ricardo Jiménez.

En septiembre de 1927, según La Noticia Ilustrada, se desarrollaron en Tegucigalpa otras “olimpiadas”: tercer intento a nivel centroamericano. Pero sólo el país anfitrión y su vecino El Salvador participaron. Nicaragua recién salía de la guerra civil. Además de tenis y golf, se jugó fútbol y beisbol. Los salvadoreños se impusieron en béisbol el 13 de septiembre; y en los partidos del 15 y 18 ganaron los hondureños 11 a 3 y 6 a 4. También compitieron en carreras de velocidad -200 y 400 metros planos-, garrocha, lanzamiento de disco y “salto alto con impulso”. Atléticamente hablando, nuestro país ni siquiera estaba en pañales. Solo el béisbol, como se ha visto, constituirá una potencia regional.

Fue hasta cinco años después que la Comisión Nacional de Deporte -creada legalmente el 3 de noviembre de 1931- organizó un “Maratón Acuático en el Lago Xolotlán” y las primeras “Olimpiadas Nacionales”. El Ministro de Gobernación Antonio Flores Vega apoyó ambos eventos. El último fue realizado en el Field del Retiro: hoy correspondería al terreno que ocupa Price Mart.

A causa de un vendaval en octubre, los llamados los “Juegos Olímpicos” se postergaron para el 13 de noviembre de 1932. Una crónica de Chepe Chico Borgen refiere: “El espectáculo del desfile de los atletas fue imponente y lo hicieron encabezados por la Banda de la Guardia Nacional, regiamente uniformada”. El presidente José María Moncada y su vice Rodolfo Espinoza “guardaron sus ropajes administrativos para convertirse en espectadores entusiastas”. Participaron alumnos de los colegios de Managua, Granada, León, Chinandega, más los cadetes de la Academia Militar.

Alfonso González ganó la carrera de 100 yardas; Efraín López la de 200; Ángel Motelli -del Colegio Salesiano de Granada- las carreras de media y una milla; Francisco Bolaños -del Instituto Nacional de Oriente- obtuvo el primer premio en el salto a la garrocha; Edmundo Rostrán lo hizo en el maratón ciclístico del estadio del Retiro a Las Piedrecitas y viceversa. También hubo carreras “de tres piernas”, de relevo y de encostalados. El salto de altura lo ganó Efraín Zúñiga, de León; el salto “a lo largo” Mariano Argüello, el lanzamiento de la jabalina Heliodoro Fuentes; y el lanzamiento de disco Ernesto Bunge.

El mejor atleta fue José de la Cruz Vega, quien recibió la copa de plata de la Panaire de manos de su representante míster Richard E. Frizell.

* Escritor e historiador