•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Es un hecho soportado por estudios que Asia destina más dinero a la educación pública que América Latina, y es sabido que las familias asiáticas conceden un rango aún más elevado en su escala de valores y gastan más recursos en la preparación de los hijos que sus pares latinoamericanas.

Tuve la gran fortuna de recibir una beca de la República de China (Taiwán) para cursar estudios de maestría durante dos años en Taipei, en una de las mejores universidades de ese país, y quisiera compartir un poco de esa experiencia aquí.

La Universidad Nacional Chengchi (NCCU, por sus siglas en inglés) está ubicada en el sur de Taipei, al pie de una montaña y en parte sobre ella; es un buen ejemplo de “feng shui” (geomancia china), de la selección de un lugar apropiado para su propósito que en este caso es el aprendizaje. El campus es extenso, estéticamente muy agradables son sus edificios, tiene amplias áreas deportivas y extensos senderos para caminar o ejercitarse. Está muy bien comunicada por el transporte público. Sus bibliotecas están completamente actualizadas.

Chegchi es una universidad pública, y, por tanto, recibe una generosa dotación presupuestaria de parte del Estado. No conozco de cuánto es la partida, pero debe ser importante, dado que más de 15 mil personas asisten a las distintas facultades en distintos niveles.

El centro de estudios más prestigioso de Taiwán es la Universidad Nacional de Taiwán (NTU), o “Taidá”, como la llaman los taiwaneses. Sometidos desde su niñez a un régimen de aprendizaje severo y a muchas exigencias que incluyen clases adicionales de varias materias, los jóvenes que llevan notas bajas a casa después de los exámenes, son regañados por sus padres, quienes achacan a sus descendientes que “con esas notas no entrarás a Taidá”.

Como en el caso de la NTU, la admisión a la NCCU es un proceso de muy altas exigencias. Los exámenes son difíciles y hay muchos candidatos, dado que la NCCU es también una universidad respetada y la posesión de un título de ella abre más las puertas una vez que la joven generación comienza su vida laboral.

Tuve la oportunidad de conocer a muchos estudiantes locales. Aún siendo ya adultos, sus padres seguían ejerciendo un control muy estricto sobre ellos. Y les gustara o no, eran muy obedientes. La sumisión y obediencia a los padres y superiores es un principio de oro viejo de las sociedades confucianas como China, Taiwán, Corea o Japón.

Yeh, por ejemplo, una brillante jovencita oriunda de la ciudad de Taichung, estudia la licenciatura en Derecho. Sus notas son de 90 para arriba, pero aún así, hay mejores que ella. El deseo de su padre, un empresario de la construcción, es que una vez que se gradúe, se vaya a estudiar Derecho a una prestigiosa universidad de Estados Unidos y que regresa para que sea jueza. Pero ella quiere ser periodista. Como mujer profesional, quisiera llegar a ser tan segura de sí misma como Tyra Banks, afirma su página en Facebook. Aunque quiere ir a EE.UU., aún no sabe qué hará.

Robert, de 30 años, concluyó ya una maestría en matemáticas. Si bien su deseo es seguir con estudios de doctorado, no lo haría. Sus padres exigen que entre a trabajar como maestro de escuela secundaria porque “es un trabajo estable y ellos me quieren allí”.

Pregunté una vez al exembajador taiwanés en Managua, Jaime Wu, por qué los padres eran tan estrictos. “Creo que es correcto. Los jóvenes deben aprender disciplina”. Recordaba sus tiempos de niñez y juventud, de privaciones severas y hasta pobreza. Y fue el duro trabajo y la educación de sus padres lo que le permitió seguir adelante, sostuvo.

No solamente es la aportación de presupuestos generosos y el porcentaje de su PIB dedicado a la educación lo que distingue a América Latina y los países del este de Asia. Es también el lugar que la educación tiene en el sistema de valores familiares y en las prioridades de los padres, preocupados porque sus hijos tengan un futuro mejor en un mundo competitivo gracias a la instrucción de estos. Es también un asunto de actitud.

* Periodista y analista de temas Asia-Pacífico

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus