•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Por qué el Universo está sometido al cumplimiento de leyes naturales? Los científicos aún no logran entender por completo las leyes naturales ya que no hay ninguna necesidad lógica para que el Universo obedezca a leyes y mucho menos leyes que se rijan por reglas matemáticas.

¿Por qué la velocidad de la luz siempre es de 300,000 kilómetros/segundo? Tendemos a ignorar este tipo de hechos porque los damos por sentado, pero las cosas pudieron haber sido perfectamente distintas o inclusive no haber existido del todo. “Que la naturaleza sea matemáticamente precisa es un misterio… El hecho que hay reglas en absoluto es una especie de milagro” dijo Richard Feynman, Premio Nobel en Física.

Las leyes “son reglas o normas establecidas por una autoridad superior para mandar, prohibir o regular alguna cosa.” Si no es Dios ésta “autoridad superior” en el Universo, entonces ¿qué o quién se encarga de hacer cumplir estas leyes?

Hablando de leyes naturales quiero hablar de la primera Ley de Termodinámica que afirma que: “la energía no puede por sí misma crearse ni destruirse. La energía puede ser cambiada de una forma a otra (sólida, líquida, gas), pero la cantidad total se mantiene”.

Esta primera Ley de Termodinámica establece que la energía no puede ser creada por medios naturales. Por lo tanto, el Universo como un sistema de energía no pudo ser creado por medios naturales.

Si apoyamos nuestro razonamiento en bases científicas podemos formar el siguiente razonamiento:

La creación de la energía es un evento que ocurre en contra de las leyes naturales. Los eventos que ocurren en contra de las leyes naturales son sobrenaturales. Por lo tanto, la creación de la energía es sobrenatural. Si seguimos razonando de esta manera podemos pensar en lo siguiente:

El origen del Universo requiere la creación de la energía. La creación de la energía no puede ocurrir por medios naturales. Por lo tanto, el origen del Universo no pudo haber ocurrido por medios naturales.

Los ateos adoptan la idea que partículas aparecen de la nada en el vacío, y que esto indica que la “nada puede crear algo.” Lo que aparentemente no saben es que esas partículas son nada más que la transición de energía de radiación a energía en un espacio vacío. ¡La energía no se crea! Se transfiere de una forma a otra. Podemos preguntarnos lo siguiente: ¿Dónde se encontraba esta energía antes del Big Bang? ¿Qué o quién tenía esa energía que luego fue transferida para la creación del Universo?

Yo creo en lo siguiente: Dios nos reveló por medio de su palabra que Él existe y que es infinito, y ahora, siglos más tarde la ciencia indirectamente revela el atributo de ese ser infinito por medio de la energía que Él mismo nos transfirió.

De todas las posibles causas del origen de la energía, la sobrenatural es la más creíble. Las explicaciones que dicen que la energía vino de la nada o de “algo por medios naturales” no son posibles debido a conflictos con las mismas leyes naturales.

Los no creyentes muy probablemente dirán que dicha conclusión sólo la harían personas ignorantes. Sin embargo, a ellos se les puede incriminar de una ignorancia superior puesto que lo que defienden es científicamente imposible. La explicación que la energía tuvo su origen a causa de lo sobrenatural no sufre el dilema de las contradicciones naturales.

Si bien vemos, científicos siguen intentando moldear teorías con el fin de casi imponer un deber a la ciencia para defender teorías ilógicas y sin apoyo de algo probable. Afortunadamente, la idea de que “todo vino de la nada” no solamente es descartada por los creyentes, sino que también está siendo cuestionada por científicos de renombre.

Por tener fe en un Dios los cristianos somos causa de burla pero ¿quiénes tienen más fe, los que creemos en Dios para quien todo es posible, o los que creen en sucesos imposibles?

* Licenciada en Relaciones Internacionales y Política