•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las tecnologías han ido en un abundante crecimiento, y los medios de comunicación no son la excepción. Con el tiempo los medios de comunicación han adquirido un mayor auge y han logrado acaparar la atracción de sus audiencias.

Los medios de comunicación como la radio, televisión, prensa escrita… son instrumentos de constante evolución, lo que ha permitido que cada vez más existan espacios donde se pueda implementar como una carrera más a desempeñar.

En un tiempo fueron muy pocas las universidades que brindaban la oportunidad de poder ser un licenciado en comunicación. Hoy en día ya existe una gran variedad de ofertas y propuestas de parte de varias universidades como: La Universidad de Ciencias Comerciales, UCC, Universidad Centroamericana, UCA, Universidad de Managua UDM, Universidad del Valle, Universidad Autónoma de Nicaragua, entre otras.

Cada una ha implementado métodos para que existan mejores comunicadores, que den a sus audiencias lo que verdaderamente satisface su campo personal y profesional.

Ahora lo más importante es saber aprovechar cada uno de los conocimientos que los profesores universitarios brindan a los estudiantes del “mejor oficio del mundo”, según Gabriel García Márquez.

Los medios actuales viven en un constante proceso de querer sobresalir en un medio sobre el otro; debido al nivel de exigencia que existe en las audiencias “aparentement”. Aunque muchas veces las audiencias se conforman con lo que ven, escuchan y leen. Y en un medio, para que evolucione y de mejores propuestas, la audiencia tiene que ser estricta y saber diferenciar lo bueno, con lo perfecto.

Cada medio nicaragüense, tiene su propuesta, pero estamos viviendo una época donde los intereses de los medios ya no son las audiencias, sino “el poder”, este mismo ha logrado acaparar cada movimiento de los medios; es por ello notorio que la mayoría de ellos están siendo administrados por el poder.

Ahora podemos notar como los medios, en la actualidad, ya no funcionan como fiscalizadores, un hecho lamentable porque como ciudadanos es muy poco lo que se puede hacer para sacar a luz pública los verdaderos intereses de los gobernantes, y verificar cada detalle que no es publicado.

Otro aspecto importante también es la gran variedad de información de la que gozamos, pero no es aprovechada como se debería por los nuevos comunicadores.

¿Qué serían los medios sin sus periodistas?

Sería como un libro sin su escritor, o un poeta sin su poesía. Todo es relevante y están enlazados de una manera u otra; ese es el lazo que existe entre un medio y un periodista, es como un matrimonio, uno debe casarse con lo que hace y vivir a plenitud cada paso que da.

¿Serán estos mismos los anhelos de las nuevas generaciones de comunicadores? Las expectativas y los ojos están puestos en ellos; inclusive muchos piensan que aquí se encuentra el verdadero cambio del periodismo nicaragüense, y porqué no, el ejemplo a seguir de otros países.

Este es el reto que se adquiere al querer ser un nuevo periodista, y querer hacer la diferencia es lo que va a marcar y definir si es o no la mejor etapa del periodismo.

Según lo que he podido observar, muchos de los periodistas que ya desempeñan esta labor, solo están tratando de cumplir con su trabajo, pero ¿dónde está el amor a lo que hacen?, ¿por qué ya no se ven historias interesantes, que al momento de verlas, oírlas o leerlas uno se identifique con ellas? ¿Para quién escriben? Una pregunta con pocas respuestas. Solo queda ser exigente consigo mismo y que las audiencias evalúen mucho mejor el trabajo que se realiza y seguirnos motivando para hacer un mejor periodismo.

*Estudiante de comunicación