•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El 10 de agosto de 1809, a consecuencia de un movimiento revolucionario encabezado por la élite criolla de Quito, se desconoció a las autoridades españolas locales y se instaló una Junta de gobierno. Al asumir la soberanía de la nación y la representación del pueblo, dicha Junta Soberana inició el proceso de la Independencia del actual Ecuador, que solo pudo concluir trece años más tarde, en la Batalla del Pichincha del 24 de mayo de 1822.

Junto con las revoluciones de Chuquisaca (Sucre) y La Paz  producidas el mismo año de 1809 en Bolivia, la Revolución de Quito fue pionera en América Latina, no solo por lograr un gobierno propio, sino porque instaló un nuevo Estado e incluso culminó con la expedición de la primera Constitución del país, el 15 de febrero de 1812.

Después de la Revolución de 1809 en la Real Audiencia de Quito, comenzaron a estallar distintos movimientos revolucionarios en varias regiones hispanoamericanas. En 1810 los procesos libertarios se desencadenaron en Bogotá (Colombia), Buenos Aires (Argentina), Caracas (Venezuela), México y Santiago de Chile. El movimiento independentista se había convertido en una aspiración continental, que pronto arrastraría todas las colonias españolas.

El gobierno ecuatoriano, que preside el economista Rafael Correa, se apresta a conmemorar esta efemérides patria, en medio de un gran escándalo producto de la falsificación de firmas de parte de algunas agrupaciones políticas que se inscribieron en el Consejo Nacional Electoral para participar en las elecciones del 17 de febrero del 2013, para elegir Presidente y Vicepresidente de la República, diputados nacionales, provinciales y del parlamento andino, así como autoridades municipales y provinciales.

Sobre las firmas falsificadas para inscribir los partidos políticos en el registro electoral, nadie quiere aceptar su culpabilidad. Por ello buscan cualquier excusa y peor aun culpan a los demás. Actitud que se repite en casi todas las órdenes de la vida. En tanto los afectados responsabilizan al sistema por supuestas deficiencias en este campo.

“Ahora nos encontramos enfrascados en el lío de las rúbricas recogidas por las agrupaciones políticas, en forma fraudulenta e inclusive comprando bases de datos ciudadanos, que se ofertan en el mercado negro”, sostuvo el analista político ecuatoriano Juan Paz y Miño.

Significa entonces que ellas son las culpables del ilícito, pese a lo cual acusan a cualquier otro y buscan chivos expiatorios por doquier. Las mismas lanzarán seguramente sus consabidas denuncias sobre fraude si pierden las elecciones. Ojalá algún día se tome conciencia que estas acciones debilitan la democracia.

Sin embargo, la conmemoración del Primer Grito de la Independencia, va y se sentirá en todo el continente puesto que Ecuador junto a Argentina, Bolivia, Colombia, Venezuela, Chile, México forma parte del “Grupo Bicentenario”, que inicialmente lo conformaron, además de nuestro país, Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, México, Venezuela y desde una nueva visión, España.

*Periodista