•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El patriotismo, o “amor a la patria” (DRAE), es una cualidad moral, un sentimiento que honra y enaltece al ser humano, por su valor y trascendencia nacional.

Patria –del latín “pater”, padre - es el legado que nos heredaron nuestros antepasados, transmitido de generación en generación, a través de la historia. Patriotismo es el amor a esa herencia, a la tierra que nos vio nacer, a nuestra cultura, a nuestra gente, a nuestros valores y tradiciones. Es el apego a nuestro idioma, el agradecimiento y gratitud a los héroes y forjadores de nuestra nacionalidad. Es el orgullo por nuestra soberanía y dignidad. Es, en una frase, el amor por nuestras raíces.

Se ama la patria, no porque sea rica, bella o poderosa, sino porque es nuestra madre. Nos formó, nos nutrió y nos inspira con sus tradiciones y sus glorias. El verdadero amor a la patria no se pierde cuando hay pobreza y atraso. Es como pensar que voy a abandonar a mis padres porque están enfermos, siendo que es, precisamente, cuando más me necesitan.

El patriotismo es un sentimiento profundo, firme y duradero que procura el bien y grandeza de la patria y de todo lo que ella representa. Es fuerza que mueve al bien del ser amado. “Si pequeña es la Patria, uno grande la sueña”, nos enseña Rubén Darío.

No son patriotas quienes renuncian a su nacionalidad y reniegan haber nacido en Nicaragua; los que se avergüenzan de las tradiciones y manifestaciones culturales de nuestro pueblo. Tampoco son patriotas los funcionarios, empresarios y trabajadores tramposos y deshonestos; los egoístas, especuladores, mafiosos; los que explotan las debilidades y necesidades del pueblo. No son patriotas los vagos, viciosos, corruptos y malvados; quienes promueven la violencia y lucha entre hermanos. En fin, no son patriotas quienes dañan nuestra patria y obstaculizan su desarrollo.

El verdadero patriotismo va más allá de los discursos, agitación de banderas y desfiles impresionantes. Patriotismo es el desempeño honesto y eficiente de nuestras responsabilidades en el trabajo, es el respeto a la dignidad de los demás. Es la solidaridad frente al necesitado. Es la protección y defensa de nuestros recursos naturales; es la preocupación por la higiene y limpieza del medio ambiente.

Patriotismo es la dedicación y entrega al estudio y al desarrollo de nuestras competencias, para ser ciudadanos útiles a nuestra patria; es corresponder con nuestra conducta personal, al legado de honor, abnegación y entrega que nos heredaron nuestros héroes, nuestros hombres y mujeres ilustres, que a lo largo de la historia han forjado nuestra nacionalidad y resguardado nuestra dignidad y soberanía.

Que este Mes de la Patria nos mueva a la reflexión sobre Nicaragua y a trazar metas de desarrollo humano dirigidas a la grandeza de nuestra patria. Recordemos: “La grandeza de una patria no se mide por la extensión de su territorio, sino por la dignidad de sus hijos” (Francisco Morazán).

 

* Psicólogo. Doctor Honoris Causa de la UNAN – Managua