•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Decididas a ahondar el libre comercio en medio de la recesión en Europa y los contenciosos territoriales entre China y sus vecinos, se reunieron en la ciudad oriental rusa de Vladivostok, entre el 7 y el 9 de septiembre, las 21 economías integrantes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). Durante el discurso previo a la reunión, Vladimir Putin recalcó el cambio de centro gravitacional económico de Europa y Estados Unidos hacia los países de la región Asia-Pacífico (China y Rusia).

De la agenda común, el aspecto más importante fue la reiteración del compromiso de las economías participantes con los principios del libre comercio y la integración como solución a la crisis global, lo cual estuvo a tono con los fundados temores de un resurgimiento del proteccionismo en el comercio internacional.

Bajo el lema “Integrarse para crecer, innovar para prosperar” la cumbre aspiraba impulsar al libre comercio entre el grupo de países que representan el 57% de la economía mundial, responden por 48% del comercio internacional, más del 40% de las inversiones externas directas y alrededor del 40% de la población.

APEC es un foro multilateral creado en 1989 con el objeto de consolidar el crecimiento (facilitación del comercio, inversiones, cooperación económica-técnica, desarrollo económico) de los países de la cuenca del Océano Pacífico. Aglutina un heterogéneo grupo de naciones, entre ellas EU, China y Japón, las tres primeras economías del planeta. Orientado a la promoción de los países y territorios. Carece de un tratado formal, toma decisiones por consenso y funciona con base en declaraciones no vinculantes. APEC es una de las pocas organizaciones a nivel internacional en la que a Taiwán se le permitió ingresar.

El mismo día que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) culpó directamente a la Eurozona de causar deterioro, APEC mostró su preocupación por las perspectivas económicas mundiales y el aumento del proteccionismo en el mundo. Tales advertencias coincidieron con el anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de que comprará deuda de los países eurozónicos en dificultades, particularmente España e Italia.

El foco de atención se fijó sobre la situación económica mundial, los contenciosos territoriales en la región que en las últimas semanas han subido de tono, enfrentando principalmente a China con Japón y Corea. Durante los últimos 20 años, la región de Asia-Pacífico aglutina el 55% del PIB mundial, desarrollándose a un vertiginoso ritmo no comparable con otras zonas económicas del mundo. La seguridad alimentaria está en crisis a nivel mundial debido al incremento de los precios de materia prima.

Además de la liberalización del comercio, inversiones, e integración regional, las economías de Asia-Pacífico trabajarán en reforzar la seguridad alimentaria, establecer cadenas de abastecimiento fiables y fomentar la cooperación para potenciar la innovación.

Pese a la naturaleza del foro, la disputa territorial entre China y Japón por el archipiélago que los japoneses llaman Senkaku y los chinos Diayou, ubicado en el Mar de la China Meridional, proyectó una poderosa sombra sobre la cita en Vladivostok. Ambos países, y Taiwán, afirman que las islas son parte de su territorio.

Durante la apertura del encuentro anual de la organización, Putin expresó que: “creemos que éste será el siglo del océano Pacífico”. “El mundo se mueve hacia una nueva era económica y tecnológica y nos corresponde a los aquí reunidos enfrentar de forma inteligente y pragmática esos cambios”.

La crisis de la deuda en la eurozona, sumida en la recesión y la desaceleración económica en EU no auguran nada bueno para la región, en particular en Asia, donde el mayor temor es una desaceleración del crecimiento económico de China.

 

* Diplomático, jurista, y politólogo