•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La seguridad es una situación social donde predomina la sensación de confianza, entendiéndose como ausencia de riesgos y daños a la integridad física y psicológica del individuo.

A raíz del asesinato de Bayardo Pérez, estudiante del cuarto año de odontología de la Universidad Católica (UNICA) en la discoteca Broders, se desató un clamor de la población a través de distintos medios de comunicación, entre ellos las redes sociales Facebook y Twitter; los cuales exigían el cierre del referido centro nocturno, mismo que según la información con la que se contaba al momento de ser escrito el presente artículo fue escuchado, dado que se anunció el cierre definitivo de dicho establecimiento.

No obstante, hay que preguntarse: ¿es acaso lógico pensar que con el cierre de un lugar no acontecerán nuevamente hechos de esta naturaleza, tomando en consideración que cuando salimos de nuestros hogares estamos expuestos a hechos como accidentes de tráfico, robos, asesinatos, incendios, entre otros sucesos que atentan con la integridad física de la persona?

Considero que las preguntas reales que la población debe efectuarse son: ¿qué tan seguros están cuando abandonan sus hogares?, o si los diferentes centros nocturnos capitalinos (llámense bares, discotecas o restaurantes) cuentan en verdad con los protocolos de seguridad adecuados para la protección de las personas que los visitan.

En el caso específico de las discotecas (un suceso acontecido en una de ellas ha generado el presente artículo) debe hacerse una evaluación para saber si el personal que labora en ellos, en especial los encargados de seguridad, cuentan con la capacitación necesaria para hacer frente a incidentes como el que se presentó en la discoteca Broders.

No basta solo con poner a hombres jóvenes, fuertes y con cara de pocos amigos para garantizar la seguridad en estos establecimientos. Debe exigirse a los dueños de locales que capaciten a todo su personal, para responder de manera adecuada a todos los incidentes que pongan en riesgo la integridad de sus clientes, y además de eso deben contar con los mecanismos de supervisión necesarios para poder constatar que cada uno de sus empleados cumple con la labor asignada de manera adecuada.

A continuación pasaré a enumerar solo algunas recomendaciones que los ciudadanos deben tomar en cuenta al momento de visitar algún centro nocturno:

Asegurarse de que existan suficientes elementos de monitoreo para garantizar la seguridad interna y externa del establecimiento.

Ubicar bien las salidas de emergencia e informarse si están funcionando.

Procurar sentarse al lado o al menos cerca de cualquiera de las salidas de emergencia o de la entrada del lugar.

Preocuparse por observar que las personas que ingresan o frecuenten estos lugares no porten armas de fuego o se comporten de manera sospechosa.

Evitar el contacto visual con personas que se encuentren en estado de ebriedad, bajo los efectos de algún estupefaciente o que porten armas.

Asegurarse bien de tener la suficiente visibilidad de todo lo que pueda suceder a su alrededor.

Finalmente, además de seguir estas sencillas recomendaciones, es importante que los ciudadanos tomen conciencia de los riegos a los que se encuentran expuestos al visitar los diferentes centros nocturnos. Estar consciente de ello es un factor a favor de disminuir su vulnerabilidad, lo mismo que la posibilidad de ser victimados.

 

*Licenciado en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Especialista en Seguridad y Defensa. Graduado del Centro Hemisférico de Estudios de Defensa.

arodrigues6@hotmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus