Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Issues Management es la gestión de conflictos potenciales y pretende aconsejar a las empresas a detectar cualquier asunto (legislativo, económico, político o social) que pueda suponer un problema, o bien una oportunidad de negocio para el futuro de una organización, y evitar impactos negativos en sus finanzas, clima interno e imagen.

El pionero de esta herramienta, Howard Chase, especialista en relaciones públicas, hace más de treinta años aconsejó a varias empresas consumidoras cómo podían evitar los efectos negativos del petróleo, cuando efectivamente en esa misma década se dio la mayor crisis mundial de esta materia prima.

En Nicaragua, su matriz energética depende en un 80 % del petróleo, en un contexto mundial donde el precio del barril roza los 140 dólares y al finalizar el año se visualiza un mayor incremento. Ante este escenario el Issues Management se convierte en la herramienta del futuro, principalmente para aquellas empresas altamente consumidoras para protegerse de los efectos causados por la misma.

¿Pero sucede en la práctica? Lamentablemente todavía no. Por el contrario, muchas empresas actúan hasta que ya está la crisis --de hecho, diversos estudios de relaciones públicas señalan que todavía el 60 % de las empresas contratan los servicios de las agencias de relaciones públicas para salir de la crisis, no para prevenirla--. Por ejemplo, el comportamiento del sector privado, principalmente las empresas cuya estructura de costo dependen en más del 50% del petróleo (aerolíneas, navieras, transporte de carga, etc.), sus medidas se basan en reeditar acciones paliativas: proponer adelantar la hora para ahorrar energía o demandar subsidio del gobierno, en mero siglo XXI, en una economía de libre mercado. Recientemente los transportistas de carga exigieron al gobierno en la pasada crisis de transporte, un subsidio cuya solicitud le fue negada.

La excepción para prevenir la crisis energética --producto de los precios del petróleo-- ha sido el grupo Pellas, con el proyecto Etanol, que ha conseguido crear una alternativa de energía y ha logrado además hacer negocios, en los mercados verdes --sobre este tema hablaremos en otra oportunidad--. Sin duda, la llamada herramienta del futuro, continúa siendo un gran desafío para las pequeñas y medianas empresas nacionales; uno de los sectores más golpeados por la crisis energética.

*Vice- coordinador de la carrera de comunicación empresarial y relaciones públicas (UCC)
Adrian.uriarte@ucc.edu.ni