•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Son muchas las palabras que expresan uno, dos o mas, sentido, esto va a depender con que óptica lo enfatiza cada individuo, tomando en cuenta que tiene que ver significativamente con el desarrollo integral que cada persona haya adquirido de acuerdo a su educación.

Si lo dispensable es eximir de una obligación o liberarse de algún deber ¿Qué sería entonces lo indispensable? En todo caso sería no poder liberarse de un compromiso. Comúnmente se dice: nadie es indispensable en esta vida.

Por un lado considerarse imprescindible muestra una conducta de arrogancia, de altivez, sobresale el súper yo, soy irreemplazable, nadie hace las cosas como yo, soy más importante que los demás. En realidad son razones expresadas en un sentido muy singular, al aplicar dicho concepto mal, obviamente permitirá verse como un todo, esto causaría ausencia y rechazo de quienes interactúan sistemáticamente.

Por otro lado, indispensable es considerarse necesario, valioso en las distintas tareas que la vida le presenta. Decir que somos imprescindibles aumenta la autoestima, marca optimismo, confianza, seguridad estos elementos provocarán observar a una persona realizada que ha conquistado mucho a pesar de frustraciones y vicisitudes que la vida otorga.

En todo momento debe expresarse el buen sentido de la indispensabilidad, desarrollando el carácter de humildad y apropiándonos del fruto del Espíritu que manifiesta la Biblia en (Gálatas 5:22-23), y de esta forma encontraremos efectividad y eficacia en lo que se emprenda.

El no considerar imprescindible hará un ser sin compromisos y obligaciones, de tal modo que estará siempre esperando que hagan las cosas por el (a) y muy pocas veces asumirá los roles con actitudes serias.

Si vemos el criterio bíblico, es bien destacar que para Dios somos seres indispensables, no debo afirmar que Dios no nos necesita, todo creyente ofrece adoración acá en la tierra, los ángeles solamente lo hacen en el cielo, por tanto, nos constituimos en seres importante para Dios.

En san Jn 4:24 se introduce la palabra necesario para resaltar la importancia de la adoración efectuada por los verdaderos creyentes.

El espíritu de la indispensabilidad debe verse como tal, sabiendo que esta vida es transitoria y fugaz.

Finalmente no se puede decir que el agua, el aire y otros elementos que la naturaleza brinda son dispensables; asimismo el ser humano deja de ser dispensable cuando asume responsablemente sus roles, incorporando su indispensabilidad sabiendo que ha sido creado para vivir una vida con propósito tal como lo afirma Rick Warren en su libro.

 

*Estudiante de teología (FEET)

felicitozamora@yahoo.com