•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hasta hoy no es posible predecir con exactitud la fecha del próximo terremoto en Managua. Los resultados de investigaciones geológicas y sísmicas realizadas, indican que las condiciones geológicas-tectónicas son favorables para un próximo evento sísmico que puede ocurrir en cualquier momento.

Las estructuras de mayor peligro son: Falla Nejapa, con dirección Norte-Sur, iniciando su trazo desde las Lagunas Apoyeque y Xiloá, atravesando la Cuesta del Plomo, Laguna Asososca, Laguna Nejapa y Planes de Nejapa; así como las Fallas Estadio, Tiscapa, Mateare, Aeropuerto, Cofradía y Zogaib.

Amenazas por actividad volcánica existen en las estructuras volcánicas Masaya y Apoyeque, las que podrían activarse y convertirse en riesgo potencial, produciendo daños a la población e infraestructura circundante.

Estudios realizados en el área de Managua, muestran que esta se ubica en un complejo ambiente geológico-sísmico; en una estructura de fosa tectónica fallada y hundida, geológicamente llamada Graben de Managua, rellenada de material volcánico explosivo, efusivo y sedimentos recientes.

La fosa tectónica de Managua está limitada: al oeste, por la Falla Mateare, que se extiende en dirección norte-sureste desde el poblado de Mateare a Las Nubes, con una longitud de 32 kms.; al este, por el sistema de Falla Cofradía, en dirección norte-sur, desde el Lago Xolotlán a la Caldera Masaya, y una longitud de 37 kms; al sur, hacia Las Sierras de Managua, la fosa tectónica está limitada por un bloque levantado a través de la Falla Las Nubes y la Caldera Volcán Masaya. Numerosas fallas internas con dirección norte-sur y norte-suroeste, afectan el área del Graben de Managua.

En Managua han ocurrido, al menos, ocho grandes eventos sísmicos con carácter destructivo de terremoto, y magnitudes superiores a 5.4 en la Escala de Richter. Los terremotos originados por las fallas Tiscapa (Diciembre 1972, Magnitud 6.2), Centroamérica (Febrero 1968, Magnitud 5.4), y Estadio (Marzo 1931, Magnitud estimada 5.4), han sido los más destructivos y documentados.

También se registran tres grandes eventos ocurridos en el sistema de Fallas Cofradía y dos por el movimiento de la falla Aeropuerto (en el período colonial, entre 1620 y 1870).

Investigaciones geológicas recientes muestran que el Sistema de Falla Cofradía tiene capacidad de ruptura a lo largo de sus 37 kms de longitud, y podría originar un terremoto de gran magnitud. También las fallas Mateare, Nejapa, Estadio, Tiscapa y Aeropuerto pueden liberar energía con ruptura y movimiento de falla con magnitudes superiores a 6.

Podemos decir que en el terreno de Managua hay un terremoto durmiendo que puede despertar en cualquier momento con graves consecuencias para la vida y la infraestructura de la capital.

 

* Director Instituto de Geología y Geofísica. IGG-Cigeo-UNAN-Managua