•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Entre las invenciones más importantes para el desarrollo de nuestra civilización, encontramos el uso del fuego, la rueda, la imprenta, la electricidad y la Internet. Estas grandes invenciones han cambiado la condición humana, con una transformación profunda en la cultura del Homo sapiens. En particular, tenemos que utilizar la Internet para que la universidad contribuya eficiente y efectivamente al desarrollo.

Gracias a la aplicación de las matemáticas en las ciencias y el desarrollo de las telecomunicaciones, la raza humana ya puede permanecer en el espacio, como en la Estación Espacial Internacional (EEI), igualmente ya existen robots inteligentes que nos ayudan a entender las condiciones necesarias para poder habitar en otros planetas y lunas de nuestro sistema solar en el futuro.

Cada vez más, las personas con interés en los negocios, la educación e investigación y el entretenimiento elaboran y se suscriben a nuevas páginas Web y otras comunicaciones a través de la red mundial. Parece que todas las revoluciones actuales y en el futuro dependerán de la Internet. Por lo tanto, las sociedades modernas invierten grandemente en las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), particularmente las universidades y centros de investigación.

Utilizar estos medios o tecnologías es de vital importancia para el desarrollo del talento de los investigadores, profesores, estudiantes y hasta genios. Los científicos, innovadores e inventores no aparecen de la nada, se necesita procesar muchos conocimientos y la información disponible—hasta cierto punto gratuita—en dicha red mundial.

Se tiene que hacer inversiones en equipos modernos y software con el fin de capacitar a docentes y no sigan siendo analfabetos informáticos. En este sentido, las autoridades universitarias también tendrán que contratar a consultores especializados a fin de reeducar al profesorado y a la comunidad universitaria, a fin de realmente construir universidades modernas. Con profesores capacitados en el uso de bases de datos, documentos actualizados de centros de investigación y las herramientas de la Web 2.0, nuestros estudiantes sí podrían ser innovadores, avanzar e interaccionar de manera efectiva con el mundo.

Exhorto a los tomadores de decisiones en las instituciones de educación superior para tener en cuenta este artículo, de tal suerte que contribuya a que más personas puedan participar y beneficiarse de la era informática. La mayor parte de las universidades en el tercer mundo no han sido certificadas o acreditadas por organismos de certificación internacionales, debido a la falta de comunicación e intercambio con el resto del mundo desarrollado. La Internet ahora nos presenta un gran potencial para poder avanzar más rápidamente y aumentar la productividad de todas las naciones

 

* Escritor y profesor.

rolando2@fulbrightmail.org